Migrantes

Migrantes, la piedra en el zapato de la diplomacia europea

Cerca de 800 migrantes fueron rescatados cuando intentaban llegar a territorio español. Málaga, España. 23 de junio de 2018.
Cerca de 800 migrantes fueron rescatados cuando intentaban llegar a territorio español. Málaga, España. 23 de junio de 2018. Jon Nazca / Reuters

Mientras Italia y Malta se niegan a seguir recibiendo migrantes, Francia y España esperan brindar una solución definitiva para quienes buscan refugio en suelo europeo.

Anuncios

Continúa la odisea de la embarcación de Lifeline a la espera de que un puerto europeo le permita atracar con al menos 230 migrantes a bordo tras la negativa de los gobiernos de Italia y Malta de hacerse cargo del navío, una historia similar a la de Aquarius.

La situación de buques que casi a diario llegan hasta las costas europeas ha provocado una escalada verbal entre los gobiernos del continente.

El presidente francés, Emmanuel Macron, se mostró a favor de la idea de aplicar sanciones financieras a los países del bloque que rechazan a los inmigrantes con estatus de asilo comprobado. “No podemos tener países que se beneficien enormemente de la solidaridad de la Unión Europea y que expresen de manera masiva su egoísmo nacional cuando se trata de cuestiones migratorias", apuntó.

Sus declaraciones se dieron tras una reunión celebrada en París junto a su homólogo español, Pedro Sánchez. Allí, ambos mandatarios defendieron la creación de centros de desembarco cerrados para los inmigrantes en suelo europeo desde los cuales se gestione su situación y se repartan a los diversos países del bloque.

Dicho proyecto, ha incrementado la polémica. El líder del Movimiento Cinco Estrellas (M5S), y ministro de Desarrollo Económico y Trabajo de Italia, Luigi Di Maio, ya había manifestado su rechazo a dicha propuesta que también fue apoyada por la canciller alemana, Angela Merkel. Por otro lado señaló que Macron está haciendo que Francia se convierta en el enemigo número uno de su país respondiendo a la hipótesis de que Italia no tiene la misma presión migratoria que el año pasado. "La era en que nos hacíamos cargo de todo ha acabado oficialmente. Escribimos la palabra final al negocio de la inmigración".

Según Di Maio, lo que el Gobierno italiano propone en su lugar, es la creación de instalaciones en los países de origen y tránsito de estas personas, y que dichos centros estén dirigidos por la Unión Europa. Esta idea será defendida por el primer ministro, Giuseppe Conte, en la cumbre informal sobre inmigración en Bruselas y en el Consejo Europeo, del 28 y 29 de junio.

Rescatan a cerca de 800 migrantes que intentaban llegar a España

Tan solo siete días después de que el barco Aquarius llegara al puerto español de Valencia con 629 migrantes a bordo, efectivos de Salvamento Martítimo rescataron a 769 personas que pretendían llegar hasta España, entre ellos un elevado número de mujeres y niños, a bordo de más de 20 embarcaciones precarias conocidas como pateras.

Esta cantidad se suma a los 12.155 migrantes que de manera irregular llegaron al país entre el 1 de enero y el 20 de julio de este año, según cifras de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), que agrega que 292 personas fallecieron en el intento, durante ese mismo periodo.

Con Efe y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24