Protestas en Nicaragua

Episcopado de Nicaragua pide adelantar las elecciones generales

Un sacerdote católico y un manifestante caminan junto a la Universidad Nacional de Nicaragua (UNAN) después de enfrentamientos en Managua, Nicaragua, el 23 de junio de 2018.
Un sacerdote católico y un manifestante caminan junto a la Universidad Nacional de Nicaragua (UNAN) después de enfrentamientos en Managua, Nicaragua, el 23 de junio de 2018. Andrés Martínez Casares/Reuters

Luego de una nueva jornada de violencia en Nicaragua, el episcopado le pidió al presidente Daniel Ortega que acepte adelantar las elecciones generales para marzo de 2019.

Anuncios

En una carta el Episcopado le solicitó al mandatario nicaragüense facilite el diálogo nacional aceptación la propuesta que fue presentada el pasado 7 de junio para adelantar las elecciones.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) también le resaltó a Ortega que aceptar la propuesta de adelanto de los comicios es "imprescindible para agilizar nuestra labor en favor de los nicaragüenses, sin excepción alguna".

Sin embargo, el pasado 13 de junio, Ortega aseguró que está dispuesto a escuchar la propuesta, pero "dentro del marco constitucional, de las leyes que rigen el país", que establecen que las elecciones presidenciales deben darse cada cinco años, es decir, hasta 2021, lo que descartaría unos comicios el próximo año.

La misiva fue publicada un día después de que los países miembros del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), a excepción de Venezuela, expresaran su apoyo al informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que responsabilizó al gobierno nicaragüense en la muerte de al menos 212 personas, 1.337 heridos y 507 personas privados de la libertad, en las protestas antigubernamentales.

Además, el Episcopado convocó para el lunes el reinicio del diálogo entre el Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, compuesta por empresarios, sociedad civil, estudiantes y campesinos.

El diálogo nacional será reactivado en las tres mesas ya establecidas: la Comisión de Verificación y Seguridad, la Comisión Electoral, y la Comisión Judicial.

Las denominadas "fuerzas combinadas", que pertenecen al Gobierno, atacaron de manera simultánea la zona este y suroeste de Managua y en la ciudad de Masaya, bastión de las manifestaciones antigubernamentales, lo que dejó un saldo de seis personas muertas, entre ellas un bebé de poco más de un año, según informó el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos.

Desde el 18 de abril Nicaragua está sumida en una sangrienta crisis sociopolítica.
Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, después de once años consecutivos en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24