Saltar al contenido principal

Condiciones de niños inmigrantes detenidos son “indignantes”, dicen los demócratas

Los hijos de familias inmigrantes indocumentadas reaccionan cuando son liberados de la detención en una estación de autobuses en McAllen, Texas, Estados Unidos, el 22 de junio de 2018.
Los hijos de familias inmigrantes indocumentadas reaccionan cuando son liberados de la detención en una estación de autobuses en McAllen, Texas, Estados Unidos, el 22 de junio de 2018. Loren Elliott / Reuters

Al visitar centros para niños inmigrantes en Texas, demócratas tildaron de “indignante” cómo viven los menores por la política de "tolerancia cero" creada por Donald Trump para detener a quienes crucen ilegalmente la frontera con Estados Unidos.

Anuncios

Después de visitar un centro en la localidad de McAllen, donde la Patrulla Fronteriza procesa a los inmigrantes detenidos tras cruzar la frontera con México, unos 20 congresistas explicaron a la prensa que vieron a niños encerrados en jaulas, dormidos en el suelo y arropados con mantas térmicas de color aluminio.

"A todos los efectos, eso es una cárcel. Están en jaulas, esa no es la forma en la que debemos tratar a las personas", expuso la congresista demócrata por California, Jackie Speier.

A esta crítica se le sumó la de Jim Himes, legislador por Connecticut, que le exigió a Trump que no tratara a los inmigrantes como delincuentes ni como miembros de la pandilla Mara Salvatrucha, que desde los años 80 azota violentamente a Centroamérica, en especial a El Salvador.

"El presidente quiere que todos los estadounidenses piensen que esos niños encerrados son criminales y miembros de la Mara", declaró Himes.

Siguiendo esta línea, la congresista demócrata por Florida, Lois Frankel, pidió a Donald Trump que, en vez de malgastar fondos en su muro, alivie la situación de pobreza y violencia que padecen los inmigrantes, procedentes en su mayoría del Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, Honduras y El Salvador).

No más "tolerancia cero" hacia los inmigrantes

El partido Demócrata reprochó fuertemente esa política implementada por el presidente de Estados Unidos, que procesa penalmente a las personas que llegan ilegalmente al país, pues provocó que los niños fueran separados de sus padres cuando eran detenidos.

Esta separación, duramente censurada a nivel mundial, llevó a que el pasado 20 de junio Trump reversara la decisión de dividir a las familias en la frontera, pero no guardó silencio ante la avalancha de críticas recibidas por sus opositores.

El mandatario estadounidense a través de su cuenta de Twitter se fue lanza en ristre contra el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, y contra la líder demócrata en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, expresando que "es muy triste que Nancy Pelosi y su compañero, el llorón de Chuck Schumer, quieran proteger a los inmigrantes ilegales mucho más que a los ciudadanos de nuestro país. Estados Unidos no puede soportar esto. ¡Queremos seguridad en nuestras fronteras!", clamó Trump.

Tan solo entre el pasado 5 de mayo y el 9 de junio, cerca de 2.342 niños inmigrantes fueron separados de sus padres, según datos de las autoridades norteamericanas.

El pentágono evalúa recibir a miles de inmigrantes más

Según CNN y la revista Time, la Armada de EE.UU. elaboró un documento en el que se detallan planes para acoger a decenas de miles de indocumentados en instalaciones "temporales y austeras" en los estados de California, Alabama y Arizona.

El documento citado por estos medios, dice que se planearía alojar a decenas de miles de inmigrantes durante seis meses, desde julio hasta finales de año. De acuerdo con el Ejército, ejecutar el plan para hospedar a tan solo 25.000 inmigrantes, tendría un coste de 233 millones de dólares.

El texto identifica además posibles localizaciones, unas con capacidad para 47.000 personas como la Estación de Armas Navales de Concord, ubicada cerca de San Francisco (California), que durante la Segunda Guerra Mundial funcionó como un almacén de armas. También tiene en cuenta aeródromos abandonados que tienen capacidad para 25.000 personas y se encuentran cerca de las ciudades de Mobile y Orange Beach (Alabama).

De acuerdo con estos medios, la última instalación que está pensando la Armada, es su base aérea en Yuma (Arizona), en medio del desierto. Sin embargo, el Pentágono no ha confirmado esta información y tampoco ha aclarado si esto se adelantaría solo para los niños o también para los adultos.

La idea de alojar inmigrantes en instalaciones militares nació porque los tres centros de detención para familias del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) están a punto de alcanzar su capacidad máxima, ya que en la actualidad alojan a 2.623 personas y tienen capacidad para 3.326.

Con EFE.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.