Controlado un británico a 265km/h en una carrera clandestina en el norte de Francia

Anuncios

Lille (Francia) (AFP)

Un conductor británico, que participaba en una carrera clandestina de bólidos de lujo, fue controlado el domingo a 265 km/h en una autopista cerca de Calais, en el norte de Francia, informaron el lunes las autoridades locales.

En total, seis coches, entre un grupo de unos 15 autos que competían en una carrera de tipo "Modball", superaron con creces el límite de velocidad autorizado, llegando a entre 153 y 265 km/h cerca de Nordausques, en la región de Pas-de-Calais, según la fiscalía de Saint-Omer.

Fueron interceptados hacia las 15H00 locales en un peaje. A cuatro de ellos, se les retiró el permiso de conducir inmediatamente.

El conductor de un Ferrari, de 51 años, llegó a los 265 km/h, y otro que manejaba un McLaren, de 57, alcanzó los 205 km/h.

Ambos tuvieron que pagar una multa de 750 euros y recibirán una convocatoria para comparecer ante el tribunal o a la policía de Saint-Omer, precisó la fiscalía a la AFP.

Formaban parte de un convoy de una quincena de autos que se dirigían a Austria, punto final el 29 de junio de esta carrera por etapas, que pasa por París, Lyon, Mónaco y Venecia, según la página web de la organización "Modball Rally". En total, un centenar de bólidos, procedentes de Reino Unido, cruzaron la autopista A26 el domingo, según la prefectura.

Según la web de "Modball Rally" --cuyo lema es "conduzcan todo el día, hagan la fiesta toda la noche-- 180 autos estaban inscritos para esta carrera.

"Es un carrera oficial, lo que no es forzosamente oficial es la velocidad ya que nos dicen que cada uno es libre para circular como quiera. El 'Modball' no es responsable", explicó a la AFP uno de los participantes franceses, que requirió el anonimato.

"Para aprovechar al máximo, se tiene que evitar conducir demasiado rápido (...) Yo respeto (el límite) de 130 km/h en Francia, y conduzco a 150 km/h como máximo. Son 20 km/h por encima, ya es algo que está bien sin ser demasiado", agregó, precisando que él y su copiloto pagaron 15.000 euros para participar en la carrera.

En la edición 2016, tres participantes ya fueron controlados a 233 km/h en esta misma autopista.