Saltar al contenido principal

Colombia reanudará aspersión con drones tras alza récord de narcocultivos

Anuncios

Bogotá (AFP)

Aunque a menor altura y usando drones, Colombia anunció este martes que reanudará las aspersiones con glifosato tras el incremento récord de narcocultivos denunciado la víspera por el gobierno de Estados Unidos.

"Se han hecho una serie de planes pilotos (con drones y el herbicida) que le han dado pie al ministerio de Salud y de Medio Ambiente para decir que cumple con las condiciones de salud y medio ambiente para poderlas autorizar", afirmó el mandatario Juan Manuel Santos desde la presidencial Casa de Nariño.

Las aspersiones aéreas, suspendidas desde octubre de 2015 por potenciales afectaciones a la naturaleza y a la salud de las personas, se realizarán con una concentración de glifosato inferior en un 50% a la utilizada anteriormente, agregó.

"Se asimila a lo que ya estamos haciendo, que los erradicadores van con un tanque al hombro haciendo una aspersión terrestre", afirmó Santos luego de presidir el Consejo Nacional de Estupefacientes, del que hacen parte varios ministerios y que avaló las nuevas medidas contra los sembradíos ilícitos.

Con ese mecanismo se evitará que el viento se lleve el glifosato y haga "estragos" en los cultivos y en las personas, señaló Santos. Las quejas de los campesinos sobre la afectación del glifosato en sus cultivos de pan-coger eran recurrentes.

También, apuntó el mandatario, se utilizarán tractores tipo "orugas" para erradicar los narcocultivos, muchas veces protegidos por los narcotraficantes con minas antipersonal.

El anuncio se da un día después de que la Oficina Nacional de Control de Drogas (ONDCP) estadounidense revelara que el área de cultivos de coca en Colombia experimentó en 2017 un crecimiento de 11% para alcanzar las 209.000 hectáreas, el mayor nivel de la historia.

En ese mismo período, la capacidad de producción de cocaína en el país habría aumentado un 19%, para pasar de un estimado de 772 toneladas métricas en 2016 a 921 toneladas métricas en 2017, según la entidad.

Las cifras ratifican a la nación sudamericana como la principal productora de esta droga del mundo, a falta de la publicación en las próximas semanas del informe oficial de Naciones Unidas.

"El mensaje del presidente (Donald) Trump a Colombia es claro: el crecimiento récord en la producción de cocaína tiene que ser revertido", dijo el subdirector de la ONDCP, Jim Carroll.

Santos, que dejará el poder en agosto, no precisó desde cuándo se reanudarán las aspersiones, aunque la víspera el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, había dicho que esperaba que desde el miércoles.

- Guerra fallida -

Colombia ha ligado el incremento de los cultivos con la suspensión de las fumigaciones y los estímulos económicos anunciados para los campesinos que se comprometieran a dejar estos sembradíos en el marco del acuerdo de paz con la exguerrilla FARC.

Según el gobierno, los labriegos pensaron que a mayor área sembrada iban a tener beneficios más altos.

"Hemos aprendido de la experiencia a un costo muy alto, y era necesario poner en marcha una política integral que tuviera en cuenta a los diferentes eslabones en la cadena del narcotráfico", afirmó Santos.

El jefe de Estado, que dejará el poder el 7 de agosto en manos del opositor y derechista Iván Duque, recordó que el pacto con las FARC prevé que esa organización apoye los esfuerzos de sustitución de cultivos en sus territorios de influencia.

Además del recambio, el gobierno erradica forzosamente los sembradíos. Entre ambas iniciativas, el gobierno espera para este año acabar con 110.000 hectáreas de hoja de coca.

"Es una lucha que no es solamente de Colombia, es una responsabilidad del mundo entero, que el mundo declaró como guerra hace 45 años en Naciones Unidas. Es una guerra que infortunadamente no se ha ganado", indicó Santos.

Tras utilizarlo 15 años, Colombia fue el último país del mundo en suspender las aspersiones aéreas de este herbicida contra cultivos ilícitos por sus potenciales efectos nocivos.

Desde octubre de 2015, cuando la Corte Constitucional estableció que ante indicios de posibles daños a la salud se debía suspender el uso aéreo de esta sustancia, la erradicación de sembradíos ilegales se realiza de forma manual.

El gobierno inició en enero de 2017 fumigaciones manuales con glifosato, tras un plan piloto que estableció protocolos ambientales y sanitarios.

El narcotráfico ha azotado a Colombia como a ningún otro país del mundo. Además, los recursos provenientes del tráfico de drogas han financiado por igual a guerrillas y paramilitares en el sangriento conflicto armado de medio siglo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.