Bebés robados

Arranca el primer juicio por casos de bebés robados en España

Las personas toman parte en una protesta contra el escándalo de bebés robados en España frente a la corte española en Madrid, España, el 26 de junio de 2018.
Las personas toman parte en una protesta contra el escándalo de bebés robados en España frente a la corte española en Madrid, España, el 26 de junio de 2018. Juan Medina / Reuters

El doctor Eduardo Vela, de 85 años, será juzgado por el presunto robo de un bebé en 1969 en la clínica San Ramón de Madrid, de la cual fue director. El litigio que se adelanta será el primero en llegar a los estrados judiciales por este motivo.

Anuncios

Un tribunal de Madrid es en el encargado de llevar el caso de Inés Madrigal, la bebé supuestamente robada y entregada a una mujer estéril de forma ilegal hace 49 años por el médico Eduardo Vela.

La fiscalía acusa a Vela por los delitos de detención ilegal, suposición de parto, falsificación documentos y secuestro a un niño menor de siete años, por lo que pidió para él una pena de 11 años de prisión.

Madrigal: “Todo el mundo sabe ya que en este país se robaron niños"

La denunciante, Inés Madrigal, llegó a la Audiencia Provincial de Madrid apoyada por asociaciones de víctimas que, con camisetas amarillas marcadas con el lema "Justicia", protestaron fuera de la corte exigiendo que se reabrieran los demás casos que se remontan a la dictadura de Franco.

Según Madrigal, "esto necesita tener un punto final ya, pues todo el mundo sabe que en este país se robaron niños”, como lo corroboró el exjuez Baltazar Garzón quien registró cerca de 300,000 casos de menores españoles que fueron secuestrados entre 1950 y 1990.

Sus reportes coinciden con el testimonio de varios activistas que señalaron que los oficiales tomaron bebés de madres "inadecuadas", que con frecuencia eran comunistas o izquierdistas, y se los dieron a familias conectadas con el régimen.

Varias de estas asociaciones señalan que cientos de casos similares nunca han llegado a los tribunales en España debido a la falta de pruebas o porque el límite de tiempo para presentar una acusación ha pasado.

Por su parte, el abogado de Madrigal, el letrado Guillermo Peña, confía en que por fin las dos versiones de los hechos puedan enfrentarse para que haya justicia.

El médico Eduardo Vela busca escapar de la justicia

El ginecólogo alegó que padece una enfermedad degenerativa, que, según su defensa, le impide continuar con el proceso pese a que un examen forense determinó que está apto para asumir el juicio.

Debido a esto, el juicio podría no terminarse, hasta que el juez tome una decisión frente a las pruebas que presentaron los abogados sobre la salud del médico.

Entretanto, según fuentes jurídicas, se realizará una prueba para demostrar que Vela cuenta con las condiciones para seguir adelante con el proceso.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24