Saltar al contenido principal

La colonia rusa en Uruguay se vistió de celeste

Anuncios

SAN JAVIER (Uruguay) (AFP)

Con batucada, piroshkis, varenykes, shaslik y borsch, la famosa sopa de remolacha el pueblo uruguayo de San Javier celebró este lunes el partido entre Uruguay y Rusia por el Mundial-2018.

"¡Vamos arriba la Celeste!", alentó a la multitud Leonardo Martínez, encargado de turismo de la zona, desde el estrado de la pantalla gigante que emitió en directo el partido, por la llave A del torneo, al que asistieron grupos de escolares y de adultos llegados de varias partes del país.

"Durante un mes estuvimos organizando esto, que fue iniciativa de los propios residentes", explicó a la AFP el intendente del departamento de Rio Negro, Oscar Terzaghi, donde se ubica este publo fundado por rusos hace más de cien años.

"Mi corazón está repartido", dijo Sylvia Sinchenco, de 52 años, que alentó a ambos seleccionados por igual.

Sinchenco, docente descendiente de rusos, volvió al pueblo para asistir a la feria gastronómica y artesanal organizada con motivo del partido.

El fin de semana, San Javier se vio invadido por banderas de ambos países que lucieron los visitantes de la feria de espectáculos de canto y danzas folclóricas, en vísperas del encuentro que cerró la primera fase del Grupo A.

Pero el lunes todas las banderas se pintaron de celeste, y ya no hubo más corazones divididos. Todos gritaron por Uruguay únicamente, y sus tres goles fueron motivo de júbilo.

Entre la multitud, se escuchaban por sobre del resto a quienes celebraban las jugadas de los oriundos de este departamento (provincia): Lucas Torreira, de Fray Bentos, y Giorgian de Arrascaeta, de Nuevo Berlín.

Las cuatro agentes de policía que montaron guardia en la plaza saltaban y hacían sonar sus silbatos al ritmo de los bombos que acompañaron cada uno de los goles de la Celeste contra el anfitrión del Mundial-2018.

Martina y Alejandro, de seis y ocho años, bailan con el gurpo Kalinka de danzas típicas rusas. "Yo tengo un apellido ruso pero no sé hablar (ese idioma). Solo conozco dos palabras", dijo muy seria Martina.

Durante el encuentro de fútbol, todos apoyaron a Uruguay. Hasta la ministra de Turismo, Lilian Kechichian, envuelta en una bandera uruguaya, alentó y festejó los goles entre la multitud.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.