Saltar al contenido principal

Libia califica de "ilegal" la exportación de petróleo por parte de autoridades paralelas

Anuncios

Trípoli (AFP)

La petrolera nacional libia (NOC), establecida en Trípoli, criticó el martes la decisión de Jalifa Haftar, que controla el este del país, de entregar los principales campos petroleros libios a las autoridades paralelas, afirmando que cualquier exportación por su parte sería "ilegal".

"Las exportaciones por parte de instituciones paralelas son ilegales y fracasarán como fracasaron en el pasado", dijo en un comunicado Mustafa Sanallah, el director de la NOC.

"Las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU son muy claras: las instalaciones petroleras, la producción y las exportaciones deben permanecer bajo control exclusivo de la NOC [de Trípoli] y bajo la única supervisión del Gobierno de Unión Nacional (GNA)", reconocido por la comunidad internacional.

El director de la NOC pidió a la comunidad internacional y a los actores del mercado petrolero que tomen sus responsabilidades.

"Confiamos en que el GNA y nuestros socios internacionales tomarán las medidas necesarias para bloquear todas las exportaciones en violación al derecho internacional", indicó.

La "NOC advierte a las empresas sobre la conclusión de contratos de compra de petróleo con las instituciones paralelas. No se cumplirán y la NOC acudirá a la justicia contra ellos", agregó Sanallah.

Libia exporta petróleo a todo el mundo, en particular a Europa. Estados Unidos y China son también clientes del país africano.

El mariscal Haftar anunció el lunes que las instalaciones petroleras controladas por sus fuerzas en Libia estarían administradas por las autoridades paralelas, con sede en el este del país y hostiles al GNA.

Para justificar esta decisión, su portavoz, Ahmed al Mesmari, afirmó que los grupos armados rivales y "terroristas" se "financian con los ingresos del petróleo", en alusión a las fuerzas de Ibrahim Jadhran, que atacaron el 14 de junio las terminales petroleros de Ras Lanuf y Al Sedra.

Jadhran comandaba a la fuerza Guardias de las Instalaciones Petroleras (GIP) a cargo de la seguridad del cinturón petrolero. Había logrado bloquear las exportaciones de petróleo de esta región durante dos años antes de ser expulsado en 2016 por el ANL del mariscal Haftar.

Esta milicia del mariscal "se comporta como el criminal Ibrahim Jadhran y debería ser condenada por la comunidad internacional y el pueblo libio", argumentó el director de la NOC.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.