Saltar al contenido principal

Bienes confiscados a ex primer ministro de Malasia valen hasta USD 273 millones

Anuncios

Kuala Lumpur (AFP)

Los bienes confiscados durante la investigación por malversación contra el ex primer ministro de Malasia Najib Razak, que incluyen joyas y bolsos de lujo, tienen un valor estimado de hasta 273 millones de dólares, anunció este miércoles la policía.

"El coste total de todos los bienes, el precio al detalle, alcanzará los entre 910 y 1.100 millones de ringgit", declaró el jefe del departamento policial de delitos financieros, Amar Singh, en una rueda de prensa. Esto equivaldría a entre 225 y 273 millones de dólares (194 y 234 millones de euros).

Los bienes embargados incluyen 116 millones de ringgit (28,8 millones de dólares, 24 millones de euros) en metálico en 26 divisas, unas 12.000 joyas, centenares de bolsos de grandes marcas y numerosos relojes.

La policía reveló en mayo que se incautó de cientos de cajas que contenían bolsos de lujo llenos de dinero y joyas durante unos registros realizados en el marco de la investigación por malversación contra Najib, quien fue primer ministro de 2009 a mayo de este año.

El nuevo gobierno salido de las elecciones legislativas del 10 de mayo, dirigido Mahathir Mohamad, de 92 años, anunció que deseaba recuperar los fondos desviados de la empresa pública 1Malaysia Development Berhad (1MDB), creada por Najib poco después de su llegada al poder en 2009 y que tiene actualmente una deuda de miles de millones de dólares.

El ex primer ministro, sospechoso de haber malversado unos 700 millones de dólares, siempre ha negado haber cometido irregularidades.

Este caso que sacude Malasia desde hace varios años contribuyó a la severa derrota en las legislativas de la antigua coalición que llevaba 61 años en el poder y estaba actualmente dirigida por Najib.

Poco después de la toma de posesión de Mahathir como primer ministro, las autoridades malasias prohibieron a Najib abandonar el país.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.