Saltar al contenido principal

El príncipe Guillermo habla en Cisjordania de un "país" palestino

Anuncios

Ramala (Territorios Palestinos) (AFP)

El príncipe Guillermo de Inglaterra caminó este miércoles sobre arenas movedizas durante una visita a la Cisjordania ocupada por Israel, al referirse a los Territorios Palestinos como un "país".

Al reunirse con el presidente palestino, Mahmud Abas, el príncipe pareció tener problemas con el complejo lenguaje que rodea el conflicto en Oriente Medio.

"Gracias por recibirme, estoy muy contento de que nuestros dos países trabajen tan estrechamente juntos", dijo a Abas en un discurso en el que no se apoyó en notas.

Los países occidentales suelen evitar referirse a los Territorios Palestinos como un país o un Estado, aunque apoyen la ambición palestina de soberanía en un futuro, la llamada "solución de dos Estados".

Palestina tiene estatuto de observador ante Naciones Unidas, pero no está reconocida como un Estado miembro de pleno derecho.

El Likud, el partido del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, con quien el príncipe se encontró el martes en Jerusalén, rechaza el concepto de Estado palestino y apoya los asentamientos judíos en los territorios que Israel ocupa en Cisjordania, donde tiene su sede la Autoridad Palestina de Abas.

En la coalición de gobierno de Israel, considerada la más conservadora en la historia del país, hay ministros que han defendido públicamente una anexión de Cisjordania.

"El gobierno británico apoya la creación de un Estado palestino soberano, independiente y viable, que viva en paz y seguridad junto a Israel", dijo en un comunicado el ministerio de Relaciones Exteriores británico, que no comentó directamente las palabras del príncipe.

"Reino Unido reconocerá un Estado palestino en el momento en que más pueda contribuir a aportar la paz", añade el texto.

Más tarde, el príncipe Guillermo se encontró con refugiados en Ramala y asistió a un acto cultural con bailes tradicionales palestinos, en el que también probó algunos platos tradicionales.

El alcalde de Ramala, Musa Hadeel, dijo a la AFP que quería ayudar al príncipe a aprender sobre la historia de los palestinos.

"Nuestro mensaje también es de amor al príncipe Guillermo y a todo el mundo, y de que este país necesita paz para poder vivir", dijo.

Este viaje, el primero que realiza un miembro de la familia real de su nivel, tanto a Israel como a los Territorios Palestinos, tiene lugar en un momento particularmente sensible en la región, después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, reconociera a Jerusalén como capital de Israel.

La decisión indignó a los palestinos y motivó mortíferos enfrentamientos en la frontera con Gaza.

El príncipe culminará su gira el jueves con una visita a lugares históricos y religiosos en Jerusalén Este.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.