Banco Central de Brasil recorta previsión del PIB tras huelga de camioneros

Anuncios

Brasilia (AFP)

El Banco Central de Brasil (BCB) recortó de 2,6% a 1,6% su proyección de crecimiento del PIB de la mayor economía latinoamericana en 2018, después de una huelga de camioneros que desaceleró el ritmo de la recuperación.

"Indicadores de mayo y probablemente de junio deberán reflejar los efectos de esa paralización, afectando la dinámica de la actividad en el segundo trimestre e influenciando la revisión de la proyección del crecimiento anual", indica el BCB en su Informe Trimestral de Inflación, publicado este jueves.

La huelga contra el alza del diésel, que a fines de mayo colapsó durante unos diez días el abastecimiento de carburantes y alimentos, se produjo en un momento en que la economía brasileña se ralentizaba después de haber salido en 2017 de dos años de recesión (+1%).

El gobierno conservador de Michel Temer ya redujo en mayo (antes de la huelga) sus previsiones expansión del PIB de 2,97% a 2,5%.

Las expectativas del mercado, que también se situaban en torno al 3% en marzo, no dejaron de degradarse hasta llegar a 1,55% esta semana, de acuerdo con el último informe semanal Focus realizado por el BCB con un centenar de analistas.

La huelga de los camioneros también debe elevar la inflación, aunque sin hacer desbordar las metas oficiales, de acuerdo con el informe publicado el jueves.

Para 2018, el BCB prevé un aumento de precios (índice IPCA) de 4,2% (frente a 3,8% en marzo) y de 3,7% en 2019 (frente a 4,1% en el informe de marzo).

El BCB trabaja con una meta inflacionaria de 4,5% este año, que debe reducirse gradualmente a 4,25% en 2020, 4% en 2020 y 3,75% en 2021, en todos los casos con un margen de tolerancia de 1,5 puntos porcentuales hacia arriba o hacia abajo.

La economía de Brasil se vio afectada en las últimas semanas por las tensiones comerciales internacionales y la normalización de las tasas de interés en Estados Unidos -que provocaron una fuerte depreciación del real frente al dólar- así como por las incertidumbres relacionadas con las elecciones de octubre, en las cuales ningún candidato promercado figura entre los favoritos.