Saltar al contenido principal

Italia amenaza con veto si la UE no satisface sus demandas

El primer ministro italiano Giuseppe Conte (L) llega para asistir a una cumbre de líderes de la Unión Europea sobre migración, Brexit y reformas de la zona del euro el 28 de junio de 2018 en el edificio Europa en Bruselas. Se espera que la reunión de dos días en Bruselas esté dominada por profundas divisiones sobre la migración. La canciller alemana dijo que el asunto podría decidir el destino del bloque.
El primer ministro italiano Giuseppe Conte (L) llega para asistir a una cumbre de líderes de la Unión Europea sobre migración, Brexit y reformas de la zona del euro el 28 de junio de 2018 en el edificio Europa en Bruselas. Se espera que la reunión de dos días en Bruselas esté dominada por profundas divisiones sobre la migración. La canciller alemana dijo que el asunto podría decidir el destino del bloque. Ben Stansall / AFP

El primer ministro Giuseppe Conte llegó a la cumbre europea exigiendo que se cumplan las 15 medidas que presentó en la cumbre previa del pasado domingo sobre la crisis migratoria.

Anuncios

Apenas pisó Bruselas, Giuseppe Conte, jefe del Gobierno Italiano, amenazó con vetar las conclusiones finales del Consejo Europeo de este 28 y 29 de junio si su país no obtiene respuesta a las 15 demandas entregadas el domingo pasado en Bruselas.

“Esperamos acciones concretas. Esta cumbre implicará una elección y estoy dispuesto a cargar con todas las consecuencias”, advirtió el italiano.

Durante dos días los 27 jefes de Estado y Gobierno del bloque se reúnen para discutir sobre el espinoso tema migratorio donde sigue habiendo divisiones que quedaron de manifiesto con la oposición del nuevo Gobierno italiano a permitir el atraque de barcos humanitarios en sus puertos las últimas semanas.

Alemania, Francia y España buscan soluciones comunes

La Canciller Angela Merkel llega en posición débil a la cita después de que sus socios de la CSU bávara amenazaran con quitarle el apoyo si no endurece sus políticas para evitar la llegada de migrantes hacia Europa.

El presidente francés, Emmanuel Macron, se reunió con Angela Merkel la semana pasada para buscar posiciones comunes en esta crisis y a su llegada a Bruselas reiteró que son necesarias “soluciones europeas de cooperación en la Unión Europea y dentro del territorio Schaengen. Un trabajo al exterior de las fronteras europeas, en las fronteras y en el seno de Europa sobre la base de los principios de solidaridad y responsabilidad”.

También habló de respuesta común el español Pedro Sánchez, el nuevo presidente ibérico que fue quien acogió a los migrantes que navegaban en el barco humanitario Aquarius, rechazado por Italia. Sánchez recordó que los líderes europeos deben actuar con “responsabilidad, a fin de controlar las fronteras comunes y profundizar la dimensión extranjera y exterior de la política migratoria”. Y que deben “actuar con solidaridad con respecto a otros países especialmente Alemania, que hoy sufre una importante crisis política”, añadió.

Viktor Orbán: "La gente pide no más migrantes"

Los países del Este europeo, sin embargo, están contra esa solidaridad y así lo reafirmó el primer ministro polaco en Bruselas, que reiteró la oposición de su país a la idea de cuotas de acogida de migrantes. “Varsovia prefiere incitar a las personas a que se queden en sus países”, dijo Mateusz Morawiecki. “Mi gobierno prefiere entregar la caña de pescar y no el cebo”, agregó.

En la misma línea reaccionó el primer ministro eslovaco Peter Pellegrini que dijo que la “más grande prioridad en este momento es proteger nuestra frontera exterior. Sólo entonces podremos debatir lo que haremos al interior”.

Más claro fue el primer ministro húngaro, Viktor Orban. "La gente pide dos cosas, primero no más migrantes así que deténganlos, y segundo que los que están adentro sean regresados. Eso es lo que la gente quiere."

La migración hacia Europa en descenso

Datos de la UE muestran que solo 41.000 personas llegaron a la UE a través del mar este año pero los sondeos de opinión reflejan que la migración es la principal preocupación para los 500 millones de ciudadanos de la UE.

En 2015 y 2016, el bloque experimentó una afluencia de refugiados y migrantes sin precedentes. Más de un millón de personas han llegado a la unión, la mayor parte de ellas huyendo de la guerra y el terror en Siria y otros países.

Con Reuters y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.