Saltar al contenido principal

EEUU asegura en Tokio que defenderá a sus aliados en Asia

Anuncios

Tokio (AFP)

El secretario de Defensa estadounidense, John Mattis, insistió este viernes en Tokio en la importancia de la alianza entre su país y Japón, al tiempo que aseguró que Estados Unidos conservará una fuerte presencia en Asia.

"La alianza entre Estados Unidos y Japón es la piedra angular de la estabilidad en la región indo-Pacífico y nuestro compromiso sigue siendo inquebrantable", declaró Mattis durante una rueda de prensa en Tokio tras un encuentro con su homólogo japonés, Itsunori Onodera.

El acercamiento entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong Un, suscitó preocupación sobre la manera en que Estados Unidos iba a seguir defendiendo a sus socios en Asia Oriental.

Mattis prometió asimismo que Estados Unidos no bajará la guardia ante Corea del Norte en Asia, aunque el presidente Donald Trump haya anunciado el final de los ejercicios militares entre su país y Corea del Sur.

La decisión de poner fin a esos ejercicios se tomó para facilitar las negociaciones con el régimen de Kim Jong Un y "aumentar las posibilidades de alcanzar una solución pacífica para la península coreana", pero sin debilitar la posición estadounidense en Asia, insistió el jefe del Pentágono.

"Mantendremos una fuerte posición defensiva conjunta para garantizar que nuestros diplomáticos sigan negociando con una fuerza indiscutible", declaró Mattis.

Con Onodera, "hemos abordado la posibilidad de aumentar las aptitudes de la alianza, reforzar nuestra cooperación y incrementar la seguridad en la región", precisó el secretario de Defensa.

Su homólogo japonés recordó, por su parte, que esos ejercicios eran "importantes para la estabilidad en la región, incluso en el futuro", aunque admitió que esa suspensión podría "apoyar los esfuerzos diplomáticos" para lograr una desnuclearización de Corea del Norte.

Japón se siente directamente amenazado por Pyongyang que, antes de sus conversaciones con Corea del Sur y Estados Unidos, había prometido hundir el archipiélago nipón y había lanzado dos misiles que sobrevolaron el país el año pasado.

Tokio y Seúl también mostraron su temor a que Washington logre un acuerdo con Corea del Norte para suprimir la amenaza de los misiles intercontinentales (ICBM) norcoreanos que pueden alcanzar el territorio estadounidense, olvidando los misiles de corto rango, que pueden golpear Japón y Corea del Sur.

La capital japonesa era la última etapa de un viaje en el que Mattis visitó China y Corea del Sur.

En Seúl, había asegurado que Estados Unidos mantendría "los niveles actuales de las fuerzas estadounidenses en la península coreana".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.