El candidato de Trump, ¿favorito para la agencia de migraciones de la ONU?

Anuncios

Ginebra (AFP)

La agencia de la ONU para las migraciones elige este viernes a su director general, un cargo que, salvo en una ocasión, siempre fue ocupado por un estadounidense, aunque esto podría cambiar, ya que el candidato propuesto por Donald Trump genera controversia.

La elección de Ken Isaacs, designado por Washington para encabezar la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), no está garantizada después de que éste hiciera polémicas declaraciones sobre los musulmanes.

El nombramiento del nuevo director general de la OIM coincide además con un periodo en el que la administración Trump ha recibido numerosas críticas de la ONU respecto a su veto migratorio a los ciudadanos de seis países mayoritariamente musulmanes y a su reciente decisión de separar a los niños migrantes de sus padres, una iniciativa que tuvo que abandonar debido a la fuerte presión social en Estados Unidos.

Acusado de ser antimusulmán y de no creer en el cambio climático, Isaacs decidió afrontar las críticas y aseguró a la AFP que "nunca" tomaba en cuenta la fe de las personas necesitadas.

La elección se presenta larga, anunció un portavoz de la OIM, Leonard Doyle, sin indicar por qué.

El nombre del futuro director de esa agencia de la ONU, que siempre ha defendido el carácter positivo de las migraciones para los diferentes países del mundo, sólo se conocerá a última hora de la tarde, indicó Doyle.

El elegido sucedera al estadounidense William Lacy Swing, que cumplió dos mandatos de cinco años al frente de la OIM, una institución de la que Estados Unidos es uno de los principales financiadores.

- Voto secreto -

Isaacs se enfrenta a dos candidatos, una de Costa Rica, Laura Thompson, actual directora adjunta de la OIM, y otro de Portugal, António Vitorino, excomisario europeo de Justicia.

Desde la creación de la agencia en 1951, el holandés Bastiaan Haveman fue en los años 1960 el único director no estadounidense.

La elección del jefe de la OIM por los 172 Estados miembros de la organización se hace por voto secreto y requiere dos tercios de los sufragios.

Si ningún candidato logra esa mayoría en la primera vuelta, se celebran otras rondas de votación. Después del tercer día, solamente los candidatos que hayan conseguido el mayor número de sufragios pueden seguir adelante.

Falta por ver si el candidato de la administración Trump logrará convencer a bastantes países, ya que, como recordaba un excandidato canadiense a la dirección general, Sergio Marchi, "ningún país posee la OIM".

Designado como candidato en febrero, Isaacs, exvicepresidente de la oenegé humanitaria cristiana Samaritan's Purse (la bolsa samaritana), ha estado en el ojo del huracán desde que el Washington Post publicó una serie de comentarios antimusulmanes que publicó entre 2015 y 2017 en las redes sociales.

En varios tuits, que suprimió tras la polémica suscitada, Isaacs afirmaba, entre otras cosas, que el Corán "ordena" cometer actos violentos a los musulmanes y sugería que los refugiados cristianos deberían ser prioritarios respecto a los demás.

Isaacs lamentó sus comentarios "imprudentes", y el Departamento de Estado consideró "apropiado" que se disculpara por sus palabras.

En un correo a la AFP, el candidato estadounidense recordó su pasado de trabajador humanitario durante más de 30 años en regiones difíciles como Somalia, Sudán del Sur y Afganistán.

Los detractores de Isaacs señalaron también un mensaje que este había publicado en Facebook, en el que calificaba de "broma" el vínculo entre la seguridad nacional y el cambio climático.

A una pregunta de la AFP sobre la relación entre las migraciones y el calentamiento global provocado por el hombre, Isaacs respondió: "He comprobado con mis propios ojos cómo las condiciones meteorológicas, las sequías, las malas cosechas, la desertificación, los huracanes y los tifones (...) desencadenaban las migraciones".