Saltar al contenido principal

Usan a civiles como "peones" en Siria, dice jefe de ONU para derechos humanos

Anuncios

Ginebra (AFP)

Los civiles que huyen de los ataques en las ciudades rebeldes del sur de Siria están siendo utilizados como "peones", afirmó el jefe de la oficina de Naciones Unidas para los derechos humanos, que lamentó además los cobros en retenes gubernamentales y los bloqueos por parte de yihadistas.

Con la ayuda de Rusia, el ejército del presidente sirio, Bashar al Asad, atacó a la provincia de Deraa durante casi una semana con bombardeos, lanzamiento de cohetes y barriles de crudo explosivos.

El bombardeo forzó a unas 60.000 personas a huir para salvar sus vidas, según la ONU, y otros se refugiaban en sótanos en espera de que concluyan los bombardeos.

El Alto comisionado para derechos humanos de la ONU, Zeid Ra'ad Al Hussein, advirtió este viernes en un comunicado sobre el "grave riesgo de que la intensificación de los ataques deje a muchos civiles atrapados" entre las fuerzas hostiles.

Añadió que muchos quedarán en medio de las fuerzas progubernamentales de un lado y los grupos opositores y los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) del otro.

El funcionario condenó que los "civiles en Siria sigan siendo usados como peones por los diversos bandos" en guerra.

Zeid dijo que su oficina recibió informes de que "en los últimos días, en algunos retenes gubernamentales del sureste y el este de Daraa los civiles solo fueron autorizados a cruzar hacia las áreas controladas por el gobierno en la ciudad de Deraa y en la gobernación de As Suwayda a cambio de pagos".

"Para agravar la sombría situación enfrentada por los civiles, hay informes de que combatientes del EI, que controlan la cuenca de Yarmuk en la parte oeste de la gobernación de Deraa, no están dejando salir a los civiles de las áreas bajo su control", agregó.

Zeid abogó por pedir a ambos bandos que "hagan todo lo posible para proteger a los civiles" y urgió a las partes de "garantizar el libre cruce a los que quieran huir". "Los que deseen quedarse deben siempre ser protegidos", puntualizó.

Zeid señaló que su oficina ha registrado la muerte de al menos 46 civiles en la región desde el inicio de la escalada el 19 de junio, pero el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos maneja un balance de 96 muertos.

La ONU advirtió que se encuentran en riesgo en el sur más de 750.000 vidas, que se supone deberían ser protegidas por el cese del fuego acordado por Rusia, Jordania y Estados Unidos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.