Saltar al contenido principal

Bruselas inaugura un parque para reflexionar sobre los estigmas de la colonización

Anuncios

Bruselas (AFP)

Bruselas inaugura este sábado el parque Patrice Lumumba en homenaje a uno de los héroes de la independencia del ex-Congo belga asesinado en circunstancias confusas en 1961, en un contexto de reflexión sobre los estigmas de la colonización.

Las asociaciones de la diáspora congoleña llevaban años reclamando un homenaje en la capital belga para Lumumba, que fue entre junio y septiembre de 1960 el efímero jefe de gobierno del joven Congo independiente, la actual República Democrática del Congo.

El lugar elegido se sitúa junto a la estación de metro Porte de Namur, en la entrada a Matongé, el barrio congoleño de Bruselas. La inauguración tendrá lugar a las 13H00 (11H00 GMT) en presencia de familiares del líder asesinado, según el municipio y las asociaciones que organizaron el evento.

"Algunas asociaciones llevaban 13 años reclamando este símbolo", explica a la AFP Philippe Close, burgomaestre (alcalde) socialista de Bruselas, quien recordó que su consejo municipal votó la decisión en abril "por unanimidad".

Es la primera vez que un espacio público recibe el nombre de Lumumba en Bélgica, donde el paisaje urbano presenta más estatuas del rey Leopoldo II u esculturas en memoria de los "héroes" belgas que "llevaron la civilización al Congo".

Lumumba, un patriota considerado como prosoviético por los estadounidenses y rechazado por los círculos de negocios belgas, fue asesinado el 17 de enero de 1961 en la provincia de Katanga, con la presunta complicidad de la CIA y del MI6 británico.

Una comisión de investigación del Parlamento belga intentó en 2000-2001 esclarecer esa zona gris de la relación entre Congo y su expotencia colonial. En noviembre de 2001 concluyó que "ciertos ministros y otros actores" belgas tuvieron una "responsabilidad moral" en el asesinato de Lumumba, por el que Bélgica pidió perdón en 2002, a través de su ministro de Relaciones Exteriores Louis Michel.

La historiadora Natou Sakombi considera una forma de "hipocresía" la inauguración de un parque Lumumba.

Para esta hija de refugiados políticos que huyó de la dictadura de Mobutu en los años 1980, habría que reconocer primero oficialmente que Lumumba "molestaba claramente" a los intereses belgas en su excolonia, aunque no existe ninguna prueba de que la orden de ejecutarlo viniera de Bruselas.

- "Pasado problemático" -

"Creo que es inútil erigir una plaza Lumumba, hay demasiadas cosas que deben solucionarse antes", opina Sakombi.

"Hay un fuerte valor simbólico, pero no es el gesto que va a resolver todas las preguntas que todavía se pueden hacer sobre la colonización", reconoce Philippe Close.

Un movimiento de ciudadanos opuestos al presidente congoleño Joseph Kabila, "¡Arriba los congoleños!", quiere aprovechar la ocasión para celebrar una marcha el sábado por la tarde desde la Puerta de Namur.

La inauguración tiene lugar 58 años después de la proclamación de la independencia del Congo, en un momento en el que se multiplican los debates sobre el relato del pasado colonial belga coincidiendo con la gran transformación del Museo Real de África Central de Tervuren, en las afueras de Bruselas.

El museo que alberga, entre otras cosas, 120.000 objetos etnográficos y 10 millones de especímenes zoológicos, fue creado en el siglo XIX por Leopoldo II para ofrecer a los belgas una muestra de los "beneficios" de la presencia belga en el Congo, que se extendió a Ruanda y Burundi en el siglo XX.

El espacio, que reabrirá en diciembre tras cinco años de obras, promete aportar ahora una "mirada crítica" sobre la colonización.

Algunos denuncian, sin embargo, que se trata de un museo de la "propaganda descolonial", otros lamentan que se desprecie el punto de vista africano y abogan por una restitución de las obras "saqueadas".

"Querer reconciliar a todo el mundo es una pérdida de tiempo, precisamente porque ese pasado es problemático", asegura el director del museo, Guido Gryseels.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.