Irán pide a las empresas no "dejarse intimidar" por las sanciones

Anuncios

Teherán (AFP)

Teherán instó el sábado a las empresas extranjeras implantadas en Irán a no ceder ante las "amenazas" de las sanciones de Estados Unidos, y afirmó que mantenía discusiones con los fabricantes de automóviles franceses PSA y Renault para que prosigan con sus actividades en el país.

"Todas estas empresas (extranjeras) que trabajan en Irán no tendrían que dejarse intimidar por las amenazas estadounidenses, y debrían continuar sus actividades en Irán", declaró el ministro de Industria iraní, Mohamad Shariatmadari en una rueda de prensa en Teherán.

"Todas las que no hagan esto, las sustituiremos. Hay otros que invertirán en Irán", aseguró el ministro, cuyo ministerio incluye las Minas y el Comercio.

Interrogado especialmente sobre los casos de los fabricantes de automóviles franceses PSA (marcas Peugeot, Citroën y DS) y Renault, Shariatmadari declaró: "Hasta ahora, no nos han dicho que no continuarán" sus actividades en Irán.

"Continúan su cooperación. Hasta aquí, estamos manteniendo discusiones (con estos grupos), y no hay nada nuevo" afirmó.

Al anunciar el 8 de mayo que Estados Unidos se retiraba del acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní en 2015, el presidente estadounidense Donald Trump lanzó la cuenta atrás para restablecer las sanciones contra la República Islámica, que habían sido levantadas en virtud de este texto.

En el sector del automóvil, estas sanciones tiene que ser restauradas el 6 de agosto.

Entre Renault y PSA venden cerca de la mitad de autos nuevos matriculados en Irán.