Saltar al contenido principal

Los internautas, blanco de las autoridades en Egipto

Anuncios

El Cairo (AFP)

La libertad de expresión se reduce de forma alarmante en Egipto donde el Parlamento, en nombre de la lucha contra las "falsas noticias", prepara una ley contra los usuarios de las redes sociales con más de 5.000 seguidores.

En un país donde las manifestaciones públicas están prohibidas sin la autorización previa de la policía, las redes sociales como Facebook o Twitter representan espacios de libertad.

En Egipto, más de 500 páginas web de informaciones o de oenegés están bloqueadas, según la Asociación para la Libertad de Pensamiento y de Expresión (AFTE).

En este contexto, el proyecto de ley aprobado el 10 de junio en primer lectura va dirigido a los medios pero también a los adeptos de los blogs y de las redes sociales.

El texto está pendiente de la aprobación final, antes de ser promulgado por el presidente Abdel Fatah Al Sisi.

Según este proyecto de ley, el Consejo Superior de Regulación de Medios estará dotado de prerrogativas sin precedentes.

Este organismo, conocido por sus ataques contra los medios extranjeros y los programas televisivos considerados con demasiadas connotaciones sexuales, podrá controlar cualquier "web personal, blog personal o cuenta electrónica personal con 5.000 seguidores o más".

El consejo tendrá competencias para suspender o bloquear estas cuentas en caso de "publicación o difusión de falsas informaciones o incitación a la violación de la ley, a la violencia o al odio".

"Comenzaremos a considerar las afirmaciones de los ciudadanos como falsas noticias", lamentó Mohamed Abdelsalam, director de la unidad de investigación de la AFTE.

"El problema es que la fiscalía no explicita la naturaleza de la 'noticia falsa' en sus acusaciones", agrega Gamal Eid, abogado especializado en la prensa y director de la Red Árabe para la Información de Derechos Humanos.

A principios de junio, el Parlamento adoptó una ley sobre la cibercriminalidad que permite a las autoridades bloquear una página web o una cuenta que amenace la seguridad nacional o la economía del país.

Los responsables y los usuarios de estas webs pueden ser sancionados con penas de cárcel y multas.

- Ola de arrestos -

Bajo el régimen del presidente Sisi, reelegido con más de 97% de los votos en marzo, las organizaciones nacionales e internacionales de defensa de los derechos humanos han denunciado reiteradamente la violación de la libertad de expresión contra los disidentes.

En estos últimos meses, los servicios de seguridad efectuaron una nueva ola de arrestos contra disidentes, blogueros, periodistas e internautas, acusados de "pertenecer a una organización terrorista" y/o de "difundir falsas noticias".

Entre las personas detenidas figuran el famosos bloguero Wael Abas, o el actor cómico conocido en YouTube, Shadi Abuzeid.

"Cada ciudadano se lo pensará 1.000 veces antes de escribir un post donde critica la acción del gobierno o del régimen", deplora Abdelsalam, que insta a los dirigentes de las principales redes sociales a posicionarse.

"Estas empresas tienen que rechazar las prácticas del gobierno egipcio y situarse del lado de los derechos (de ciudadanos) y de las organizaciones de la sociedad civil", considera.

Entre los internautas que están en libertad, los que han sido contactados por la AFP no han querido contestar por miedo a represalias.

Según los defensores de los derechos humanos, la nueva ley legitimará las prácticas que ya se llevan a cabo.

"Es un intento de hacer callar a todos los que todavía intentan hablar, hasta extender esta dominación y este control a los simples usuarios de redes sociales", afirmó a la AFP Jaled Al Balshi, otrora responsable del Sindicato de Periodistas.

En respuesta a las críticas, Osama Heikal, presidente de la comisión de los medios en el Parlamento, dijo que "las cuentas electrónicas alcanzan una difusión aún mayor que ciertos diarios". "No somos el primer país en ir en esta dirección", señaló.

Egipto ocupa el puesto 161 (de 180 países) de la clasificación 2018 de Reporteros Sin Fronteras (RSF) sobre la libertad de prensa.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.