Saltar al contenido principal

La Separación de Familias y la Crisis en Nicaragua, reciben toda la atención en el segundo día de la Cumbre del Sica

Presidentes del Sica reunidos en en Santo Domingo, República Dominicana, el sábado 30 de junio de 2018.
Presidentes del Sica reunidos en en Santo Domingo, República Dominicana, el sábado 30 de junio de 2018. Orlando Barría / EFE

La cumbre del Sica busca una declaración sobre la situación de los inmigrantes indocumentados que fueron separados de sus hijos en la frontera sur de Estados Unidos con México y sobre la violencia sociopolítica que vive Nicaragua.

Anuncios

Los presidentes de los países miembros del Sistema de la Integración Centroamericana (Sica) se encontraron en Santo Domingo, República Dominicana. En el evento participaron el presidente del país anfitrión, Danilo Medina, de Costa Rica, Carlos Alvarado; El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; Panamá, Juan Carlos Varela; Guatemala, Jimmy Morales, y el de Honduras, Juan Orlando Hernández.

Dos temas estuvieron sobre la mesa en este encuentro. El primero es la preocupación por la separación de las familias centroamericanas que intentaron ingresar a Estados Unidos y que en los últimos días ha desatado una ola de críticas y acciones legales, en contra de la llamada política “tolerancia cero” que impulsa el presidente Donald Trump.

Antes del inicio de la cumbre, el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, se refirió al encuentro que sostuvo con el Vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence junto a sus homólogos de El Salvador y de Honduras, en el que abordaron la situación migratoria. Aseguró que le recomendó al alto funcionario de la Unión Americana que hicieran "campañas de socialización" y apuntó a que “pensaran en una reforma migratoria integral que pueda suponer una oportunidad para que muchas personas puedan regularizar su estadía", señaló Morales ante una conferencia de prensa.

Por su parte, el nuevo secretario general del Sica, el expresidente de Guatemala, Vinicio Cerezo, dijo que el bloque unificará criterios "para hacer un planteamiento" sobre las familias afectadas por la política del Gobierno estadounidense de "cero tolerancia" contra la inmigración ilegal.

Cerezo también se refirió a la crisis sociopolítica que vive Nicaragua, segundo tema que se discute en la cumbre. Dijo "que puede ser resuelta únicamente con el respeto de los derechos humanos en el marco de un Estado de derecho y un diálogo político abierto, que garantice la unificación de una sociedad que hoy se encuentra altamente polarizada", añadió. Cerezo instó al cese de la violencia en la nación, “No queremos seguir lamentando más muertes", expresó el funcionario.

La escalada de violencia en el país centroamericano comenzó el pasado 18 de abril, tras la aprobación de una reforma a la seguridad social que luego fue derogada, pero que no logró frenar las protestas antigubernamentales que hasta ahora dejan al menos 285 muertos.

Cerezo dijo que habrá una declaración de carácter especial "con el objeto de que se resuelva como hemos aprendido a lo largos de los últimos 30 años" a través del diálogo, y subrayó que "el enfrentamiento siempre nos ha llevado a la pérdida de vidas humanas y jamás ha resuelto ningún problema."

Durante la Cumbre, República Dominicana entregó la presidencia pro témpore a Belice. El presidente, Danilo Medina, hizo un repaso de los logros que ejerció su país durante este semestre, al tiempo que sugirió que se estudie extender a un año, el periodo de las presidencias temporales de este organismo.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.