Saltar al contenido principal

La ciudad califal de Medina Azahara, en España, declarada Patrimonio de la Humanidad

Anuncios

Manama (AFP)

La ciudad califal de Medina Azahara, en España, edificada durante el califato de Córdoba, en los siglos X y XI, fue declarada este domingo Patrimonio de la Humanidad, anunció la UNESCO en Twitter.

"La Ciudad califal de Medina Azahara, #España, acaba de ser inscrita en la lista del #PatrimonioMundial de la @UNESCO_es. ¡Felicidades!", escribió la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

Medina Azahara (en árabe Madinat al Zahra, "la ciudad brillante") es, junto con la Alhambra de Granada, la Mezquita de Córdoba y la Giralda de Sevilla, una de las joyas que dejó en España el largo período de dominación musulmana de la península ibérica, entre los siglos VIII y XV.

La ciudad fue edificada a partir del año 936, siete años después de que el emir Abderramán III se autoproclamara califa en los territorios bajo control musulmán en la península Ibérica.

La leyenda afirma que Abderramán la edificó en honor a su mujer favorita, Azahara.

Pero los estudios históricos más recientes apuntan a motivos puramente políticos: demostrar su poderío frente al califato instalado entonces en Bagdad por la dinastía de los abásidas, que a mitad del siglo VIII habían masacrado a sus antepasados, los califas omeyas de Damasco.

La ciudad, amurallada, fue levantada en un alto sobre tres terrazas escalonadas. Se encuentra a 8 km de Córdoba y su célebre mezquita fue convertida luego en catedral tras la reconquista cristiana.

Sirvió de residencia a la corte, que allí celebraba fastuosas ceremonias y recepciones de embajadores de otros reinos, y albergaba funciones administrativas, viviendas y jardines.

En su edificación, que duró cuatro décadas, no se ahorraron lujos, a la vista del abundante uso de mármol y las ricas decoraciones, como los omnipresentes motivos vegetales y geométricos o los arcos de herradura de color rojo y blanco.

Sin embargo, Medina Azahara no funcionó más que 70 años, ya que se vio destruida por las guerras que sucedieron a la caída del califato de Córdoba en el año 1.031.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.