Crisis migratoria en Europa

Ministro del Interior de Alemania ofrece su dimisión tras diferencias con Merkel por acuerdo migratorio

El ministro del Interior de Alemania, Hosrt Seehofer, a su llegada a la reunión de la CSU en Múnich. 1 de julio de 2018.
El ministro del Interior de Alemania, Hosrt Seehofer, a su llegada a la reunión de la CSU en Múnich. 1 de julio de 2018. Michaela Rehle / Reuters

La oferta se produce tras reuniones calificadas de "infructuosas" con la canciller alemana Angela Merkel. Seehofer pide endurecer la política migratoria mientras que Merkel aboga por mantener las fronteras abiertas.

Anuncios

Horst Seehofer, ministro del Interior de Alemania anunció este domingo su intención de dimitir a la cartera y a la Presidencia de la Unión Socialcristiana (CSU).

Las declaraciones se produjeron tras siete horas de reunión del partido en Múnich, donde los dirigentes de la CSU discutían si aceptan el acuerdo alcanzado por Merkel en el Consejo Europeo sobre la crisis migratoria.

Dicho pacto determina que se crearán voluntariamente centros controlados para recibir a los inmigrantes que lleguen a Europa, mientras se constata que cumplan las condiciones para solicitar refugio y añade que el reparto de refugiados también se hará en centros voluntarios de países de la Unión Europea.

Previamente, la CSU había amenazado con impedir la entrada a Alemania a inmigrantes ya registrados en otros países del bloque si el acuerdo no cumplía con sus demandas, entre ellas, una mejor protección de las fronteras exteriores, centros de refugiados en terceros países y más compromiso en la lucha contra las causas de la crisis migratoria.

Según medios alemanes, eso fue precisamente lo que Seehofer resaltó en la reunión de su partido: que el acuerdo es insuficiente y sus resultados no tendrán comparación con los que se lograrían al bloquear las fronteras.

Sin embargo, previamente, la canciller alemana Angela Merkel había asegurado que el pacto tenía "efectos equivalentes" a la medida unilateral que proponía la CSU.

Las discrepancias con la Unión Socialcristiana amenazan la estabilidad del Gobierno de Angela Merkel, pues su partido, la Unión Cristianodemócrata necesita el apoyo de la CSU para mantener el poder tras la coalición lograda hace tres meses para acabar con el vacío político que vivía Alemania desde las últimas elecciones.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24