Saltar al contenido principal

Colombia sueña con los cuartos, a los que llegaron Neymar y Brasil

Anuncios

Moscú (AFP)

Colombia tiene una cita con la historia este martes: juega ante la inventora del fútbol, Inglaterra, por un lugar en los cuartos de final del Mundial de Rusia, a los que se metió Brasil, liderada por Neymar.

La selección cafetera busca igualar su gesta de Brasil-2014 y volver nuevamente a cuartos de final de un Mundial, pero deberá vencer a un joven equipo inglés que tiene al goleador de Rusia-2018, Harry Kane, que ya lleva cinco tantos y quiere seguir rompiendo redes este martes a las 18H00 GMT en el Spartak Stadium, en Moscú.

Cuatro horas antes, a las 14H00 GMT en San Petersburgo, Suecia y Suiza se medirán por un lugar en cuartos de final en un partido entre dos selecciones que no estaban entre los pronósticos.

- Rezando por James -

"Tenemos una gran oportunidad en nuestras manos. Es el partido que desde muy niño soñábamos, con estar en estas instancias", declaró el capitán colombiano Radamel Falcao García, aunque evitó ir más allá de Inglaterra, sino "paso a paso".

Colombia vive pendiente del estado físico del mediocampista James Rodríguez, que puede perderse el duelo por lesión.

El Botín de Oro de Brasil-2014 se entrenó al margen este lunes en el Spartak Stadium, aunque el seleccionador, José Pekerman, reveló que James no sufre "ninguna rotura grave", y espera poder contar con él.

James padece un edema menor sin ruptura fibrilar en el sóleo derecho, según el parte médico de la Federación Colombiana (FCF), que lo obligó a dejar el partido por la fase de grupos contra Senegal a los 30 minutos.

El DT inglés, Gareth Southgate, también apela a la cautela, al igual que Falcao García, y no quiere ir más allá de este martes.

"Nos enfocamos en el partido de mañana, que será contra un rival muy difícil y muy bueno. Hemos estado en esta posición antes muchas veces (en eliminatorias que después se perdieron), así que no hay que pensar en lo que puede pasar después del partido de mañana, sino centrarnos en mañana".

- Neymar sí -

A diferencia de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, ya fuera del Mundial, eliminados en octavos de final, Neymar sí dice presente en los cuartos.

El 'menino' lideró a Brasil a vencer a México por 2-0 este lunes en octavos de final y ahora va por Bélgica, su próximo escollo hacia el hexacampeonato mundial.

Neymar tomó un centro rasante de Willian y al minuto 51 abrió el camino para la victoria que le dio a la 'canarinha' el boleto a cuartos, donde se verá las caras con Bélgica, en Kazán el 6 de julio.

En el segundo tanto, tras una veloz corrida, el delantero del Paris SG le sirvió el balón a Firmino, que anotó con la portería libre, a dos minutos del final.

- México, más de lo mismo -

Esta vez no hubo milagro en el Mundial de las sorpresas. El Tri acumula ahora siete eliminaciones consecutivas en octavos de final, un karma que no pudo superar pese a que este lunes dio batalla ante Brasil.

El portero mexicano, Guillermo Ochoa, admitió que Brasil "fue un equipo con mayor calidad, con mucho talento delante" y calificó de "muy merecido" el triunfo del conjunto sudamericano.

- El Diablo (rojo) metió la cola -

Y Brasil ahora tendrá que jugar contra Bélgica, que logró una heroica clasificación a cuartos de final tras remontar un 2-0 en contra y con tres goles en la última media hora -el último en los descuentos-, derrotando a Japón por 3-2.

Otro milagro estuvo a punto de concretarse en el Mundial de las sorpresas, pero Japón no supo mantener la ventaja que consiguió en cuatro minutos al marcar Genki Haraguchi al 48 y Takashi Inui al 52.

Los 'Diablos Rojos' sacaron a relucir amor propio y categoría para igualar por Jan Vertonghen (69) y Fellaini (74), y cuando ya se descontaba el alargue, un mortífero contragolpe, de manual, que definió Nacer Chadli a los 90+4 le dio la victoria agónica.

Ahora Bélgica, con su mejor generación de futbolistas desde la que comandaron en la década de 1980 Jean-Marie Pfaff, Jan Ceulemans, Erik Gerets y Enzo Scifo, tiene la posibilidad de igualar la gesta de aquella, que llegó a semifinales en México-1986.

Para ello primero deberá echar de Rusia-2018 a Neymar.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.