Saltar al contenido principal

El emperador de Japón anula por segundo día su agenda a raíz de una anemia cerebral

Anuncios

Tokio (AFP)

El emperador Akihito de Japón, de 84 años, tuvo que suspender sus obligaciones este martes, por segundo día consecutivo, a raíz de una anemia cerebral, según informó la agencia de la Casa Imperial.

El soberano se sigue sintiendo decaído. "Sufre de un leve dolor de estómago además de vértigo", declaró a la AFP un portavoz de la institución.

"Hoy va a descansar y aplazará sus funciones oficiales", agregó la misma fuente sin precisar hasta cuando Akihito estará de reposo.

La anemia cerebral es el resultado de un flujo sanguíneo insuficiente hacia el cerebro que provoca mareos y nauseas.

Akihito, 125º emperador de Japón, reina desde enero de 1989. Está previsto que abandone sus funciones el próximo mes de abril, en virtud de una ley especial que le autoriza a abdicar.

En agosto de 2016, Akihito dio un discurso televisado en el que compartió sus dudas respecto a su capacidad de seguir cumpliendo "en cuerpo y alma" las obligaciones relacionadas con su función de "símbolo del pueblo y de la unidad de la nación".

Esa declaración se interpretó entonces como un deseo de abdicar a favor de su primogénito, el príncipe Naruhito, de 58 años, una posibilidad que no estaba contemplada en la legislación sobre la Casa Imperial.

Por ello se aprobó una ley excepcional que le permite abdicar, pero que no se aplicará a sus sucesores.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.