Saltar al contenido principal

La sequía golpea el arroz ámbar, tesoro nacional de Irak

Anuncios

Diwaniya (Irak) (AFP)

Delante de su casa del sur de Irak, el arrocero Amjad al Kazaali mira con infinita tristeza la tierra ocre que se ha vuelto estéril por la falta de agua.

Por primera vez esta temporada, no pudo plantar arroz "ámbar" ("anbar" en árabe), un cereal cultivado desde hace siglos en su región y llamado así por su perfume parecido al de la resina fosilizada.

A mediados de junio, el ministerio de Agricultura decidió suspender el cultivo de arroz, maíz y otros cereales que necesitan mucho riego debido a la sequía.

Las pérdidas financieras para los arroceros, que ganan entre 300 y 500.000 dinares (240 a 400 dólares) por cada dunam (2.500 m2), son enormes, según Safaa al Janabi, director del ministerio de Agricultura de la provincia de Diwaniya.

"Esto representa una pérdida total de 50.000 millones de dinares (40 millones de dólares)" por año, afirma a la AFP.

Vestido con una dishdasha (túnica masculina) y tocado con una kufiya, Amjad, de 46 años, se desespera al ver sus 200 dunames (50 hectáreas). "Nuestros ojos no se acostumbrarán nunca al color ocre de la tierra. Es demasiado duro mirar mi campo sin ámbar".

- "Arroz real" -

Irak produce 100.000 toneladas de arroz por año, de las cuales el 35% de la variedad ámbar. Más del 70% de este arroz, muy apreciado por los iraquíes, que lo llaman "arroz real", se cultiva en las regiones de Diwaniya y Nayaf. Casi no se exporta porque la produccion es escasa.

"Como mis antepasados hacían desde hace cientos de años, desde la época otomana, acostumbraba a verificar con los pies que los granos estaban bien plantados, y lo recogía a mano", agrega.

"Es el agua del Éufrates que le da este olor fresco que se huele a kilómetros", asegura con orgullo.

Amjad y sus primos poseen unos 800 dunames de tierras agrícolas (200 hectáreas) en la aldea de Abu Teben, al oeste de Diwaniya, a 160 km al sur de Bagdad.

La siembra comienza a mediados de mayo. Sólo 267 arroceros sobre un total de varios miles se dedican al de tipo "ámbar".

Como esta región está situada en la carretera que lleva a las ciudades santas chiitas de Kerbala y Nayaf, muchos visitantes compraban este arroz en grandes cantidades.

Según el portavoz Hamid al Naef, el ministerio de Agricultura elaboró un plan de 1,4 millones de dunames (350.000 hectáreas) para todos los cultivos estivales, entre ellos el arroz y el maíz amarillo y blanco.

- "Principal ingreso" -

El ministerio de Recursos Hidráulicos "nos informó que era imposible suministrar agua suficiente debido a la sequía y al impacto sobre el Tigris de la puesta en marcha de la presa turca Ilisu prevista en julio".

Irak, apodado en árabe el "país de los dos ríos" por el Tigris y el Éufrates, ha sufrido una importante pérdida de recursos hídricos en los últimos años.

"El ministerio pidió por tanto a los agricultores que no cultiven más arroz ni maíz amarillo y blanco, ni algodón, ni sésamo, ni girasoles, y redujo la superficie cultivable a 600.000 dunames (150.000 hectáreas), o sea menos de la mitad de lo decidido inicialmente, para dedicarla al cultivo de las verduras y palmeras" datileras explica Naef.

Según él, para compensar las pérdidas financieras el gobierno se ha comprometido a reembolsar a los agricultores, en particular a los arroceros.

Amjad es pesimista. "Quizá nos veamos obligados a dejar la agricultura e incluso la región", dice. "El arroz es el principal ingreso de los agricultores en estas zonas y esta prohibición representa una gran pérdida para nosotros y nuestras familias".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.