Lo que se sabe del proyecto de atentado contra la oposición iraní en Francia

Anuncios

París (AFP)

Seis personas fueron detenidas en varios países sospechosas de haber participado en la preparación de un atentado contra una concentración de opositores iraníes el sábado en Francia, en la que participaban personalidades estadounidenses.

Esto es lo que se sabe por el momento.

- Los detenidos -

Una pareja de belgas de origen iraní fue detenida el sábado cerca de Bruselas.

El lunes, Amir S., de 38 años, y su esposa, Nasimeh N., de 33, fueron inculpados de "intento de atentado terrorista". Según los opositores iraníes que estaban en la mira, la mujer llegó de Irán en 2009.

La investigación realizada en cooperación con las autoridades judiciales francesas y alemanas condujo al arresto de varias personas más, incluso de un diplomático iraní.

El hombre, presentado como Asadollah Asadi por la oposición, de 47 años, es consejero en la embajada iraní en Viena. Se sospecha que estaba en contacto con la pareja. Pero Teherán rechaza toda implicación de sus servicios en el proyecto de atentado.

"Irán condena rotundamente cualquier forma de violencia y terrorismo, donde sea, y está dispuesto a colaborar con todas las partes concernidas", dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Mohamed Javad Zarif.

Austria pidió este martes a Irán levantar la inmunidad diplomática de este sospechoso, a quien la oposición iraní acusa de ser un miembro de los servicios secretos iraníes.

Otras tres personas fueron detenidas en Francia. Dos de ellas fueron liberadas el lunes.

- ¿Quién estaba en la mira? -

El proyecto de atentado apuntaba a los Muyahidines del Pueblo Iraní (MEK), un movimiento de opositores iraníes en el exilio, en la mira de Teherán desde hace décadas. Cada año, este grupo celebra una gran concentración en Francia.

Varias figuras estadounidenses de primera línea, cercanas a Donald Trump -el expresidente de la Cámara de Representantes de Newt Gingrich y Rudy Giuliani, uno de los abogados del presidente de Estados Unidos y exalcalde de Nueva York- participaron en esta reunión en las afueras de París, por lo que también podrían haber sido un blanco.

El presidente estadounidense, Donald Trump, es uno de los críticos más feroces de Irán en la escena internacional.

- Modus operandi -

Los dos principales sospechosos fueron arrestados cuando iban a bordo de un vehículo en el que los investigadores encontraron 500 gramos de TATP, un explosivo casero.

El TATP es un explosivo particularmente delicado de fabricar y manipular. Es utilizado por la organización yihadista Estado Islámico.

Un experto en terrorismo y relaciones internacionales, que pidió el anonimato, dijo a la AFP que el uso del TATP no corresponde a los procedimientos del Hezbolá libanés, encargado desde hace mucho tiempo de las operaciones extranjeras iraníes, según él.

- Cronología -

Este proyecto de atentado salió a la luz en momentos en que Teherán necesita el apoyo de Europa en la escena internacional, lo que levanta preguntas sobre las motivaciones y la identidad de las personas detrás de el.

Teherán se encuentra en una situación particularmente difícil desde que Trump se retiró del acuerdo de 2015 sobre el programa nuclear iraní, que muchos de sus rivales regionales también quieren que fracase, como Israel y Arabia Saudita.

En este contexto, los europeos están intentando activamente preservar el acuerdo. Estas revelaciones se producen también cuando el presidente iraní, Hasan Rohani, comienza una gira por Europa para discutir el tema, algo que recalcó su ministro de Asuntos Exteriores.

"Que conveniente, justo cuando comenzamos una visita presidencial a Europa, una supuesta operación iraní y sus conspiradores 'son derrotados'", dijo irónicamente.

Dos expertos entrevistados por la AFP bajo condición de anonimato señalan que el momento no podría ser peor para Teherán.

- Repercusiones -

El principal problema de este caso serán las consecuencias diplomáticas. Por el momento son imposibles de predecir dada las innumerables zonas grises.

Si la investigación revelara una participación real de las autoridades iraníes, sería muy difícil para los dirigentes europeos continuar defendiendo el acuerdo nuclear.