Amplio operativo antiEI en el centro de Irak

Anuncios

Bagdad (AFP)

Las fuerzas del ejército y los servicios de seguridad iraquíes lanzaron este miércoles junto a los peshmergas (combatientes del Kurdistán autónomo) un amplio operativo para eliminar las células del grupo yihadista Estado Islámico (EI) que aún quedan en el centro del país, según una fuente militar.

Bautizada "venganza para los mártires", esta operación que se desarrolla entre la autopista Diyala-Kirkuk y la frontera con Irán, tiene lugar una semana después de que se encontraran los cadáveres de ocho civiles iraquíes secuestrados por el grupo EI.

El EI difundió, antes de que se descubrieran estos cuerpos, un video mostrando a hombres con el rostro congestionado a los que amenazaba con matar si las mujeres yihadistas presas no eran liberadas por Bagdad.

"Las unidades del ejército, policía federal, fuerzas de intervención rápida de las unidades paramilitares del Hashd al Shabi, de la policía de las gobernaciones de Diyala y Salahedin, en coordinación con los peshmergas y el apoyo de la aviación iraquí y de la coalición internacional lanzaron este miércoles una vasta operación para limpiar la región al este de la autopista Diyala-Kirkuk", afirmó en un comunicado el Comando conjunto de operaciones (JOC).

Un "terrorista resultó muerto y otros nueve han sido capturados", añadió esta misma fuente, informando además de la destrucción de "ocho vehículos y 21 bombas".

Se trata de la primera vez que estas fuerzas trabajan juntas desde que los militares iraquíes expulsaron en octubre a los combatientes kurdos de las zonas disputadas entre Bagdad y Erbil (Kurdistán).

Dos días más tarde del descubrimiento de los ocho cadáveres de civiles asesinados por el grupo EI, el primer ministro iraquí, Haider al Abadi, ordenó ejecutar a 13 yihadistas, el 29 de junio. Antes ya había ordenado la ejecución "inmediata" de centenares de yihadistas que estaban condenados a muerte.