Saltar al contenido principal

La víspera de su ingreso, la pareja envenenada con Novichok estaba en Salisbury

Anuncios

Amesbury (Reino Unido) (AFP)

Justo el días antes de ser envenenados, los dos británicos víctimas del agente nervioso Novichok estuvieron en Salisbury, la misma localidad donde también fueron envenenados los Skripal hace cuatro meses, explicó a la AFP uno de los amigos de la pareja.

"Pasamos el día en Salisbury, estuvimos en varias tiendas y en el parque Elizabeth Gardens para tomar un refresco, fue un día agradable de verano", recuerda Sam Hobson. Luego, sus amigos, que han sido identificados como Charlie Rowley y Dawn Sturgess, "se fueron para hablar entre ellos".

El sábado por la mañana, los servicios de urgencias recibieron una llamada a las 10h15 locales, porque una mujer había perdido el conocimiento en Muggleton Road, en Annesbury, la localidad donde vive Charlie Rowley.

Cuando llegó al hogar de su amigo, Sam Hubson vio "numerosas ambulancias", bomberos y agentes de urgencias vestidos con un traje de protección. Charlie Rowley les explicó que Dawn Sturgess se había quejado de mal de cabeza, antes de desmayarse, mientras "la saliva le salía por la boca". "Llamé a la ambulancia porque dejó de respirar", añadió Rowley.

Tras la marcha de los servicios de urgencias, Sam Hobson y Charlie Rowley estuvieron en una farmacia, donde Rowley quería comprar medicamentos. Luego se fueron a tomar alguna cosa para comer en un centro baptista.

Pero cuando volvieron a Muggleton Road, Rowley empezó a sentirse mal y presentaba los mismos síntomas que su pareja. "Empezó a tener mucho calor y a transpirar. Se fue a tomar una ducha, estuvo un rato en su habitación, pero cuando salió, no se encontraba bien", explica su amigo. "Se tambaleaba, tenía los ojos rojos. Parecía como si estuviera en otro mundo, estaba alucinando".

"Nunca antes lo había visto así", recuerda Sam Hobson, quien llamó a una ambulancia, "muy asustado".

Los servicios de urgencias fueron avisados a las 15h30, según fuentes de la policía. En un principio, los responsables de la investigación creyeron que los dos pacientes habían sido drogados con una substancia tóxica.

Charlie Rowley "suele tomar drogas, pero Dawn no. Ella quiere que lo deje", explica Hobson, quien cree que "debieron intoxicarse (en Salisbury)".

Sin embargo, el lunes "a raíz de los síntomas" de los dos enfermos, enviaron muestras a un un laboratorio militar en Porton Down, explicó Neil Basu, responsable del servicio antiterrorista.

Anunciaron el miércoles por la noche que habían sido víctimas del Novichok, "el mismo agente nervioso con el que envenenaron a Iulia y Serguéi Skripal", un producto fabricado en la Unión Soviética, por el que Londres acusó Moscú de haber intentado asesinar a este exespía ruso refugiado en territorio británico.

Cinco lugares se encuentran bajo cordón policial, dos de ellos en Salisbury: el parque Queen Elizabeth Gardes y un contenedor de basura delante de una residencia para personas sintecho.

También se encuentran bajo cordón policial tres otros lugares en Annesbury: un centro baptista, la farmacia Boots y el piso en Muggleton Road donde reside la pareja envenenada.

Más de cien detectives de los servicios antiterroristas han sido desplazados, para ayudar a la policía local.

"Ninguna otra persona ha presentado síntomas parecidos a los de la pareja envenenada" y el riesgo para el público es "débil", informó la policía británica.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.