Saltar al contenido principal

Cuerpos de pareja asesinada en Colombia fueron repatriados a Ecuador

Anuncios

Tababela (Ecuador) (AFP)

Los cuerpos de una pareja asesinada en Colombia por rebeldes disidentes de la exguerrilla de las FARC fueron repatriados el viernes a Ecuador para ser sepultados por sus familiares, que piden que el caso no quede en la impunidad.

Los cadáveres de Oscar Villacís, de 24 años, y Katty Velasco, de 20, fueron trasladados desde Colombia en un avión militar que aterrizó en el aeropuerto de Quito, ubicado en la vecina población de Tababela. Máquinas de bomberos formaron un arco de agua para recibir los restos de la pareja.

"Pedimos justicia; no queremos que esto quede en la impunidad", dijo a la prensa Elvia, hermana de Oscar. La pareja fue secuestrada en el lado colombiano, al que fueron para hacer algún negocio.

Los cuerpos de los ecuatorianos, cuyo rapto fue anunciado por Quito el 17 de abril pasado, fueron hallados el martes en el municipio de Barbacoas, en el limítrofe departamento colombiano de Nariño, que tiene la mayor área de narcocultivos del mundo.

Autoridades de Colombia identificaron los cuerpos en una diligencia forense realizada en la localidad de Pasto, estableciendo que las muertes se produjeron hace unos dos meses por múltiples heridas por armas cortantes y punzantes.

Villacís, padre de dos niños, y Velasco, madre de una niña, fueron secuestrados por un grupo rebelde liderado por Walther Arizala, exguerrillero de las FARC conocido con el alias de "Guacho" y cuyas acciones dejan otros siete ecuatorianos muertos: cuatro militares y tres integrantes de un equipo periodístico del diario quiteño El Comercio a quienes también secuestraron y asesinaron en cautiverio.

Los cuerpos de la pareja fueron encontrados dos semanas después de que militares colombianos recuperaran los cadáveres del equipo de prensa.

La ministra ecuatoriana de Justicia, Rosana Alvarado, dijo en la terminal aérea que su gobierno rechaza y condena la muerte de la pareja por "criminales que no han tenido ningún reparo en la juventud, en la humanidad de dos personas que dejan niños".

Familiares del equipo periodístico de El Comercio asesinado en la frontera llegaron hasta el aeropuerto para acompañar a los parientes de Villacís y Velasco. Con una pancarta en la que se leía "Por un país de paz", esperaron la llegada de los féretros.

Tras el secuestro del equipo periodístico, los dos países emprendieron una cacería contra Guacho, acusado por las autoridades colombianas de trabajar con el cártel de Sinaloa (México).

Sin un mando unificado, los rebeldes disidentes operan en puntos apartados de Colombia donde se disputan las rentas del narcotráfico y de la minería ilegal. Estos grupos están conformados por unos 1.200 combatientes.

El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, dijo el jueves que hace algunos días recibió información desde Colombia de que Guacho estaría cercado por la fuerza pública.

"Estábamos esperando realmente que las operaciones rindan resultados. Se lo localizó. Lastimosamente parece que se escabulló, siempre en territorio colombiano, pero entiendo que el Ejército colombiano, con una observación nuestra, está haciendo el seguimiento de las operaciones de Guacho", manifestó a la prensa extranjera en Quito.

"Ojalá pronto tengamos buenas noticias al respecto y pueda ser sancionado como la justicia lo requiere", añadió el mandatario.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.