Estados Unidos

Scott Pruitt: El desplome de una figura elogiada por Trump

Scott Pruitt renunció como jefe de Medio Ambiente en medio de un escándalo por presuntos excesos durante su gestión. Mayo 16 de 2018.
Scott Pruitt renunció como jefe de Medio Ambiente en medio de un escándalo por presuntos excesos durante su gestión. Mayo 16 de 2018. Al Drago / Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aceptó la renuncia de Scott Pruitt, quien se encontraba al frente de la agencia medioambiental. Era cuestionado por excesos durante su gestión.

Anuncios

El jefe de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA por sus siglas en inglés), Scott Pruitt, anunció que se separaría de su cargo luego de estar envuelto en escándalos por presuntas controversias éticas.

El anuncio sobre su renuncia fue dado a conocer por el jefe de Estado estadounidense, Donald Trump, quien se pronunció a través de su cuenta personal en la red social Twitter.

"Scott ha hecho un trabajo excelente, y siempre le estaré agradecido por esto", escribió Trump a través de un Tweet.

El mandatario estadounidense afirmó que en una conversación, Pruitt le había propuesto separarse de su cargo en lugar de ser expulsado del gabinete.

En otro tweet, Trump manifestó que sería el actual viceadministrador de EPA, Andrew Wheeler, quien asumiría la jefatura del organismo de manera interina.

En este sentido, se espera que Wheeler, un abogado quien se ha desempeñado como cabildero dentro de la industria minera estadounidense, continúe con el trabajo adelantado por Pruitt para simplificar la regulación, algo que Trump había prometido en su campaña presidencial.

El trabajo de Pruitt al frente de la agencia había sido reconocido en varias oportunidades por Trump

Durante su gestión, Pruitt logró la reducción en las regulaciones para las industrias de energía y manufacturera. De igual manera, impulsó la iniciativa para revocar el programa exclusivo implementado por el expresidente Barack Obama para disminuir las emisiones de carbono de las centrales eléctricas.

También fue uno de los actores que influyeron en el presidente Trump para que retirara a Estados Unidos del acuerdo global sobre el cambio climático firmado en París (Acuerdo de París) en el año 2015 para combatir el calentamiento global.

Pero una serie de controversias entre las que se incluyen viajes en primera clase a expensas de los contribuyentes, gastos excesivos en seguridad, la instalación de una cabina insonorizada de 43.000 dólares y reiteradas denuncias en las que se le atribuye el uso de su puesto para recibir favores, hicieron que perdiera credibilidad en el entorno cercano al presidente Trump.

"Los implacables ataques contra mí personalmente, mi familia, no tienen precedentes y han tenido un impacto considerable en todos nosotros", expuso Pruitt en su carta de renuncia.

Su salida fue celebrada por diversos grupos, entre los que se encuentran representantes demócratas, que destacan su cercanía con la industria de los combustibles fósiles, la cual entra en contradicciones con los programas para disminuir el impacto del cambio climático.

"El reinado de Scott Pruitt finalmente ha terminado. Hizo que las criaturas del pantano se sonrojaran con sus desvergonzados excesos. Todo fue tolerado porque a Trump le gustaba su fanatismo. Qué vergüenza", anunció el representante demócrata Gerry Connolly.

Environmental Working Group, un organismo de salud pública también se pronunció respecto al desempeño de Pruitt al frente de la agencia.

"Indiscutiblemente el peor jefe de la agencia en sus 48 años de historia", aseguró la organización.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24