Saltar al contenido principal

El Festival de Aviñón, más de actualidad que nunca con un programa "queer"

Anuncios

Aviñón (Francia) (AFP)

El Festival de Aviñón se abre este viernes bajo la bandera "queer", con una plétora de espectáculos que sondean el tema del género y denuncian todo tipo de discriminación, desde el "heteropatriarcado" a la transfobia.

Esta cita anual de artes escénicas es una de las manifestaciones internacionales más importantes de este tipo, 72 años después de su creación en la antigua ciudad de los papas, en el sureste de Francia.

El tema del género será abordado en Aviñón coincidiendo con un amplio debate social, muy presente en los medios y las redes sociales, y objeto a veces de malentendidos.

En Francia, la reciente declaración de un invitado de un programa de un sitio internet que rechazó ser definido como un hombre, sino como "no binario, ni masculino ni femenino" levantó un gran revuelo.

- "Libertad de identidad" -

"Es hora de que las normas dominantes sean deconstruidas. Estamos ante la afirmación de una cierta libertad de identidad", dijo a la AFP David Bobée, director de teatro francés.

Olivier Py, director del Festival que se reivindica como un homosexual militante, confió a Bobée "el folletín teatral" de este año, que durante 13 días explorará el género bajo el elocuente título "Señoras, señores y los demás".

El tema elegido por el festival, que ya ha sido objeto de protestas del arzobispado de Aviñón, podría movilizar a grupos ultraconservadores y religiosos.

Dos obras franco-españolas, "Trans (Més enllà)" y "Romances inciertos, un autre Orlando", tratarán la transidentidad y los personajes andróginos; el iraní Gurshad Shaheman dará voz a los exiliados debido a su orientación sexual, mientras que el director suizo Milo Rau rescató un suceso real, el asesinato de un homosexual en Lieja (Bélgica) en 2012.

Phia Ménard, una artista nacida en 1971 en un cuerpo de hombre, presentará "Saison sèche", en la que siete mujeres "destruirán" una casa que simboliza el patriarcado.

El festival será inaugurado no obstante con una pieza clásica alejada del tema central: "Tiestes", de Séneca, dirigida por Thomas Jolly, uno de los representantes de la joven guardia teatral francesa.

Fiel a sí mismo, Julien Gosselin, otro joven director francés, presentará una creación de ocho horas, basada en tres novelas del escritor estadounidense Don DeLillo sobre terrorismo.

Entre las figuras internacionales, destacan el belga Ivo Van Hove, Oskaras Korsunovas, destacado director del teatro lituano que mostrará "Tartufo" en su idioma, y Sasha Waltz, gran dama de la danza contemporánea.

El mundo árabe estará presente con una obra del egipcio Ahmed el Attar sobre las mujeres en su país que reproducen el sistema patriarcal al educar a sus hijos, así como con una coreografía del libanés Alí Chahrour, sobre el comportamiento de los hombres en el ritual funerario chiita.

Un joven director, Étienne Gaudillère, presentará con "Pale Blue Dot" una historia de WikiLeaks.

Además del programa "in", hasta el 24 de julio, el "Aviñón off", presentará más de 1.500 espectáculos que como cada año tratan de destacar pese a la falta de recursos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.