Saltar al contenido principal

Tailandia: muere socorrista por falta de aire cuando ayudaba a los niños atrapados en una cueva

Los trabajadores de rescate en el área de la cueva Tham Luang mientras continúan las operaciones de los 12 niños y su entrenador atrapado en la cueva del Parque Khun Nam Nang Non Forest en el distrito Mae Sai de la provincia de Chiang Rai. 6 de julio, 2018.
Los trabajadores de rescate en el área de la cueva Tham Luang mientras continúan las operaciones de los 12 niños y su entrenador atrapado en la cueva del Parque Khun Nam Nang Non Forest en el distrito Mae Sai de la provincia de Chiang Rai. 6 de julio, 2018. Athit Perawongmetha / Reuters

Un buzo murió por falta de oxígeno después de haber suministrado provisiones a los niños atrapados desde el 23 de junio en la cueva Tham Luang, en el norte de Tailandia.

Anuncios

Uno de los socorristas que integraba el equipo de salvamento de los niños atrapados en una cueva falleció al quedarse sin oxígeno mientras regresaba por la cavidad en donde se encuentran los menores de edad tras suministrarles provisiones.

La víctima mortal era un antiguo miembro de los cuerpos de elite de la Marina de 38 años identificado como Samarn Kunan.

“Perdió el conocimiento en el camino de vuelta, su compañero de buceo intentó ayudarle y llevarlo”, precisó el jefe de los comandos de la Marina, Apakorn Yookongkaew.

Sin embargo, las autoridades informaron que las operaciones no se detendrán.

“La muerte de este experto buceador sirve para mostrar la dificultad de las tareas de rescate (...) A pesar del deceso no vamos a parar de trabajar para sacar al grupo", dijeron fuentes gubernamentales de la ciudad de Chiang Rai, donde se encuentra ubicada la cueva, a la agencia española EFE.

Los restos del buzo de 38 años serán trasladados hasta la ciudad portuaria de Sattahip, al sureste del país asiático, donde se celebrará el funeral.

Autoridades estudian posibilidades de rescate

Entre tanto, el equipo de rescate sigue analizando varias opciones para rescatar a los 12 niños y a su entrenador de fútbol, entre ellas está bucear por los pasadizos inundados de la cueva o encontrar un hueco en la montaña por donde sacarlos con la ayuda de un helicóptero.

Sin embargo, las autoridades eluden anunciar una posible fecha para las operaciones, aunque aseguran que se avanzará de manera gradual sacando primero a los niños en mejores condiciones físicas y psicológicas.

Los niños visiblemente delgados, pero en buen estado de salud, han comenzado un entrenamiento intensivo para aprender a bucear, una opción de elevado riesgo por la nula visibilidad y los angostos pasadizos que tendrían que superar.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.