Destituida la jefa de la fiscalía anticorrupción en Rumania

Anuncios

Bucarest (AFP)

El gobierno de izquierdas en Rumania consiguió el cese de la jefa de la fiscalía anticorrupción (DNA) Laura Codruta Kovesi, destituida este lunes por el jefe de Estado, quien se opuso a suspender a esta magistrada, convertida en la cara del poder judicial en el país.

La coalición en el poder tenía que abordar este lunes una posible destitución del presidente de centroderecha Klaus Iohannis, a quien acusaba de querer aplazar la destitución de Kovesi.

"El presidente rumano firmó hoy el decreto de destitución de Laura Codruta Kovesi", anunció la portavoz del presidente, Iohannis Madalina Dobrovolschi.

El jefe de Estado se pliega así a una decisión de la Corte Constitucional rumana que le había ordenado, a finales de mayo, levantar su veto a la revocación de la fiscal, exigida por el gobierno, a pesar de las protestas de la oposición y de la comunidad internacional.

Considerada por sus partidarios como un símbolo de la lucha contra la corrupción en Rumania, Kovesi, de 44 años, ocupaba este puesto desde 2013. Y fue confirmada en sus funciones en 2016 par Iohannis por un último mandato de tres años.

Desde hace varios meses, esta magistrada está en el punto de mira del gobierno socialdemócrata, a quien critica por su controvertida reforma judicial.