Saltar al contenido principal

Myanmar envía a juicio a dos periodistas que investigaban persecución de rohinyás

El periodista detenido de Reuters Wa Lone es escoltado por la policía mientras abandona la Corte de Insein, en Yangon, Myanmar, el 9 de julio de 2018.
El periodista detenido de Reuters Wa Lone es escoltado por la policía mientras abandona la Corte de Insein, en Yangon, Myanmar, el 9 de julio de 2018. Ann Wang / Reuters

Un tribunal de Myanmar acusó a dos periodistas de presuntamente obtener de forma ilegal secretos de Estado. El caso pasa ahora a su etapa de juicio después de meses de audiencias preliminares.

Anuncios

Los acusados son los reporteros de la agencia de noticias Reuters, Wa Lone, de 32 años, y Kyaw Soe Oo, de 28 años, detenidos desde diciembre de 2017.

Según la fiscalía de Myanmar, los periodistas violaron la Ley Secreta Oficial de la era colonial, que conlleva una pena máxima de 14 años de prisión por reunir información oficial con el objetivo de dañar al Estado y al Gbierno.

El presunto delito habría sido cometido en una investigación sobre la persecución de la minoría rohinyá.

Testigos de la policía informaron que los comunicadores fueron interceptados y registrados en un control de tránsito por oficiales que no sabían que se trataba de reporteros.

En ese momento les habrían encontrado documentos sobre el despliegue de las fuerzas de seguridad del estado de Rajine, en la costa oeste del país, y hogar tradicional de los rohinyás.

Testigo sostuvo que el caso se trata de una trampa contra los periodistas

La decisión del tribunal de procesar a los comunicadores también ocurre luego de que un testigo declarara que los comunicadores cayeron en una estrategia de las fuerzas de seguridad para incriminarlos judicialmente.

Según el capitán de la Policía Moe Yan Naing, el plan fue diseñado por el general de ese cuerpo, Tin Ko Ko, quien ordenó a agentes de la institución que prometieran a los reporteros facilitarles documentos confidenciales.

Por su parte, los periodistas aseguran que actuaron siempre con ética profesional. Indican que fueron arrestados poco después de haber sido invitados a cenar por dos uniformados, quienes les entregaron una serie de documentos.

“No cometimos ningún crimen (...) aunque estamos acusados, no somos culpables. Tenemos una oportunidad para defendernos. En las próximas sesiones testificaremos nuestra inocencia".

Unión Europea exige la libertad "inmediata" de los reporteros

La Unión Europea señaló que la decisión de las autoridades de Birmania amenaza las libertades fundamentales, una prensa libre y el derecho público a la información.

"La Unión Europea espera que se retiren los cargos contra los dos periodistas procesados por solo ejercer su profesión y sus derechos a la libertad de expresión", señaló un comunicado  la alta representante de la UE para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini.

Asimismo, pidió que los reporteros sean liberados “de forma inmediata", para que puedan reunirse con sus familias y retomar sus labores profesionales.

Según datos de Médicos Sin Fronteras, no reconocidos por el Gobierno de Myanmar, al menos 6.700 rohinyás fueron asesinados durante una campaña de represión militar en agosto de 2017.

Organizaciones civiles han denunciado en repetidas ocaciones que Myanmar niega la ciudadanía a esta minoría de su país, de credo musulmán y etnia bengalí.

Altos representantes de la Organización de Naciones Unidas calificaron esta actitud como una “limpieza étnica” con “indicios de genocidio”.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.