Saltar al contenido principal

Bachelet firma carta de apoyo a Lula como candidato presidencial en Brasil

Bachelet apoyó en una carta firmada por varias figuras socialistas la candidatura de Lula da Silva, considerando que, de ser negada, "profundizaría la crisis política" en Brasil
Bachelet apoyó en una carta firmada por varias figuras socialistas la candidatura de Lula da Silva, considerando que, de ser negada, "profundizaría la crisis política" en Brasil AFP/Archivos
Anuncios

Santiago (AFP)

La expresidenta chilena Michelle Bachelet firmó junto a otros dirigentes de la izquierda de ese país una carta de apoyo a la inscripción de la candidatura del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, encarcelado por corrupción.

Dirigida al Poder Judicial de Brasil, la misiva que aboga "por la defensa de la democracia", fue firmada por 43 personalidades de la izquierda chilena. Además de Bachelet, entre ellas se encuentra Maya Fernández, presidenta de la Cámara de Diputados y nieta del exmandatario socialista Salvador Allende, derrocado por el dictador Augusto Pinochet en 1973.

"Consideramos que una elección presidencial sin Lula como candidato podría tener serias impugnaciones de legitimidad y profundizaría aún más la crisis política que Brasil tiene que superar", reza la misiva, en la que participan también el presidente del Partido Socialista chileno, Álvaro Elizalde, y el presidente del Senado, Carlos Montes, entre otras figuras de la política local.

En el texto, los firmantes instan al Poder Judicial de Brasil a "que garantice el respeto a la Constitución, permitiendo la inscripción de Lula como candidato presidencial". "Lo exige la democracia brasileña. Lo demandamos también los demócratas chilenos", se escribe.

El expresidente brasileño permanece encarcelado, cumpliendo una pena de 12 años y un mes de prisión por corrupción, tras ser condenado por ser el beneficiario de un apartamento en el litoral paulista ofrecido por la constructora OAS, a cambio de mediaciones para obtener contratos en Petrobras.

Lula da Silva, de 72 años, imputado en otros seis casos, niega que ese apartamento sea suyo y considera su condena parte de un complot de las élites para evitar que pueda volver al poder.

El fin de semana, el líder de la izquierda brasileña fue protagonista de una confusión judicial, en la que un juez de guardia resolvió su liberación, que luego fue frenada por otros magistrados.

El expresidente (2003-2010) encabeza las intenciones de voto para las elecciones presidenciales de octubre, a pesar de que su candidatura tiene grandes chances de ser invalidada por la justicia electoral.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.