Saltar al contenido principal

China acusa a Estados Unidos de “bullying comercial” ante posibles nuevos aranceles

Un camión pasa al lado de contenedores en un puerto de California, EE. UU. 6/7/2018
Un camión pasa al lado de contenedores en un puerto de California, EE. UU. 6/7/2018 Frederic J. Brown/ AFP

Beijing asegura que responderá con las “medidas necesarias” si Washington lleva a cabo una nueva subida tarifaria sobre las importaciones del gigante asiático.

Anuncios

Se dice que en la guerra y el amor todo se vale y por lo menos en este conflicto arancelario entre Estados Unidos y China ya hasta el papel higiénico sale perjudicado. Ese es uno de los miles de productos que el Departamento de Comercia busca incluir en un nuevo paquete de sanciones contra la segunda economía del mundo.

Dicho plan se dio a conocer el martes 10 de julio y a las pocas horas tuvo una respuesta muy directa desde Beijing. “La acción de Estados Unidos es típico bullying comercial”, dijo Hua Chunying, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores. La funcionaria añadió que tomarán las "medidas necesarias" para defender sus "derechos legítimos".

En total, las nuevas tarifas de la Unión Americana afectarían a importaciones chinas por valor de 200 mil millones de dólares. Es una medida que se uniría a la aplicación de la semana pasada de aranceles adicionales para bienes del gigante asiático tasados en 34 mil millones.

Son números que suponen un dolor de cabeza para Beijing a la hora de responder. Las importaciones estadounidenses en China llegan a los 130 mil millones, de los cuales ya se han penalizado 34 mil millones, en retaliación al castigo de hace una semana.

Esto deja a la nación oriental sin las mismas posibilidades de contraatacar ante este hipotético nuevo aumento impositivo. Es por eso que desde los medios estatales chinos ya se habla de dar un paso más y restringir el ingreso del número de turistas de la Unión Americana.

El papel de la Organización Mundial del Comercio en la guerra arancelaria

Coincidiendo con una nueva escalada en esta batalla comercial, la Organización Mundial del Comercio (OMC) comenzó una revisión periódica de las políticas de China.

En dicha cita, que se extenderá por tres días, el embajador estadounidense ante el organismo, Dennis Shea, expresó que “China ha fallado en adoptar completamente las políticas orientadas al mercado abierto”. Según el diplomático estadounidense ha habido financiación estatal de Beijing para apoyar a las empresas de ese país.

El Ejecutivo chino se defiende y expresó en el marco de esta reunión que desde su adhesión a la OMC en 2001 han sido “un fuerte defensor de comercio libre”.
Es un choque de trenes en el seno de una institución que el presidente Donald Trump ha sopesado abandonar.

Con Reuters y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.