Saltar al contenido principal

Un veterano de la disidencia china es condenado a 13 años de prisión por subversión

Anuncios

Pekín (AFP)

El veterano disidente chino Qin Yongmin fue condenado este miércoles a 13 años de prisión por "subversión", la pena más dura impuesta a un opositor político desde la llegada a la presidencia de Xi Jinping.

Qin Yongmin fue declarado "culpable de subversión del poder del Estado", anunció la Corte Popular Intermedia de la Ciudad de Wuhan (centro) en su página web.

Qin Yongmin, de 64 años, fue encarcelado por primera vez entre 1981 y 1989 como "contrarrevolucionario" y ha pasado 22 años de su vida en prisión o en campos de reeducación por el trabajo, según la organización de defensa de los derechos humanos Chinese Human Rights Defenders (CHRD).

Cuando fue detenido en enero de 2015, dirigía dicha organización, que hacía circular declaraciones en línea denunciando las políticas del gobierno y organizaba grupos de discusión.

Qin se había "negado a cooperar con la corte" y permaneció totalmente en silencio durante su juicio en mayo, había comentado su abogado Lin Qilei.

Su otro abogado, Liu Zhengqing, dijo a la AFP que estaba "desesperanzado" por la sentencia y "enojado con el corrupto régimen" de China. "Claramente apelaremos", anunció.

Su condena se produce un día después de que Liu Xia, la viuda del disidente chino Liu Xiaobo, que estaba de hecho bajo en detención domiciliaria desde 2010, saliera de China rumbo a Alemania.

Aunque no nunca fue formalmente acusada, la poetisa, de 57 años, sufrió una fuerte restricción de movimientos desde ese año, cuando su marido recibió el Premio Nobel de la Paz, un reconocimiento que enfureció a Pekín.

Liu Xiaobo, quien participó en las protestas de la plaza de Tiananmen en 1989, murió el año pasado por un cáncer de hígado mientras cumplía una condena de 11 años, también por "subversión".

- "Espantoso" -

"Es espantoso ver que se impone una sentencia así de dura a un veterano activista que únicamente ejerció su libertad de expresión, un día después de que viéramos algo de esperanza en el caso de Liu Xia", dijo a la AFP el investigador para China de Amnistía Internacional Patrick Poon.

"Esto nos recuerda que no deberíamos olvidar a los activistas menos famosos que se enfrentan a duras condenas y acoso", añadió.

Según el auto de acusación, los fiscales citaron escritos de Qin sobre la democracia como una prueba, incluido un pasaje en el que llamaba a la juventud china a luchar por la protección de los derechos humanos según los tratados de Naciones Unidas (de los que China ratificó seis).

El veterano activista había sido declarado culpable y condenado a prisión por última vez en 1998, después de que intentara, junto a otros activistas, registrar oficialmente los estatutos de un "Partido Democrático Chino". Fue liberado en diciembre de 2010.

La Unión Europea (UE) criticó el miércoles "el deterioro de la situación de los derechos civiles y políticos en China, que se ha visto acompañado por la detención y la condena de un número significativo de defensores chinos de los derechos humanos".

Tras un diálogo de dos días entre la UE y China sobre derechos humanos en Pekín, los europeos también señalaron que el país asiático había firmado pero no ratificado el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Este fue el documento citado por Qin cuando intentó funda su partido en 1998, lo que lo llevó a la cárcel.

Según Frances Eve, investigadora de Chinese Human Rights Defenders, Qin fue "juzgado por su creencia en una China democrática así como por sus acciones de defensa de los derechos humanos".

"Las autoridades no fueron capaces de construir un caso en su contra a pesar de una investigación de tres años", aseguró.

El presidente chino, Xi Jinping, que llegó al poder en 2012, se comprometió a eliminar "toda amenaza que pueda socavar" la autoridad del Partido Comunista Chino.

Desde entonces, la condena por "subversión" más dura fue la impuesta el pasado diciembre al activista Wu Gan, de ocho años de cárcel.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.