La ONU impone un embargo de armas a Sudán del Sur

Anuncios

Naciones Unidas (Estados Unidos) (AFP)

El Consejo de Seguridad de la ONU impuso este viernes un embargo de armas a Sudán del Sur y sanciones a dos funcionarios militares, incrementando la presión para finalizar una guerra de cinco años y tras el fracaso de los últimos esfuerzos diplomáticos.

El consejo adoptó por un mínimo margen esta resolución que había sido presentada por Estados Unidos y que contó con el respaldo de nueve países. Rusia, China y otros cuatro miembros se abstuvieron.

Estados Unidos había realizado grandes esfuerzos para conseguir los votos necesarios para imponer este embargo luego de que la iniciativa fallara en 2016.

La embajadora estadounidense en Naciones Unidas, Nikki Haley, aseguró que este embargo enviaría un mensaje claro a los líderes de Sudán del Sur en el sentido de que "estamos cansados de sus demoras y postergaciones".

"Esas son las armas que muchos grupos utilizan para acribillar a padres delante de sus mujeres e hijos, para asaltar convoyes de ayuda humanitaria y para atacar mujeres y niños", dijo Haley antes de que se realizara la votación.

Una resolución de este tipo requiere nueve votos y ningún veto por parte de los quince miembros del consejo.

Sudán del Sur obtuvo su independencia de Sudán en 2011 gracias en gran parte a la ayuda que le prestó Estados Unidos, que sigue siendo su principal soporte.

La guerra civil dura ya cinco años y durante la misma se han llevado a cabo todo tipo de atrocidades y matanzas étnicas que han sido documentadas por funcionarios de la ONU.

Comenzó a finales de 2013, cuando el presidente Salva Kiir acusó al exvicepresidente Riek Machar de estar preparando un golpe de estado.

Desde entonces el país está sumido en un caos y hoy unos siete millones de sudaneses del sur, más de la mitad de su población, necesita ayuda humanitaria, según la ONU.

Además de Rusia y China, también se abstuvieron Etiopía, Guinea Ecuatorial, Kazajstán y Bolivia.

El embajador etíope Tekeda Alemu se opuso a este embargo argumentando que el mismo socavaría los esfuerzos diplomáticos que se están realizando.