Saltar al contenido principal

Prisión preventiva en Perú a líder de secta que captó a española

Anuncios

Lima (AFP)

La justicia peruana impuso el viernes nueve meses de prisión preventiva al líder de una secta apocalíptica que captó en las redes sociales a una joven española y dos peruanas, que fueron rescatadas en la selva de Perú.

"Se dicta 9 meses de prisión preventiva contra Félix Steven Manrique, por el presunto delito contra la libertad en la modalidad de trata de personas agravada con fines de explotación análoga, en agravio de 5 menores", indicó el poder judicial en su cuenta de Twitter.

La fiscal Berenice Romero formalizó el jueves la denuncia penal y solicito la prisión preventiva contra Manrique, por captar a mujeres, entre ellas a la española Patricia Aguilar, de 19 años.

La ciudadana española, otras dos mujeres y cinco niños -uno de los cuales sería su hijo recién nacido- fueron encontrados la semana pasada en un apartado poblado en San Martín de Pangoa, en la selva central de Perú.

Las mujeres eran explotadas laboralmente por el gurú de 35 años, mientras que algunos niños le preparaban la comida y hacían otras tareas, según la fiscalía.

Manrique se hacía llamar 'el príncipe de Gurdjeff', quien se consideraba como un enviado de Dios, y necesitaba mujeres que eran las elegidas para cuidarlo.

El hombre, que captaba a su víctimas por las redes sociales, logró convencer a la española por Facebook.

Manrique predicaba teorías apocalípticas y conspirativas en internet, según la prensa. En una página web ofrecía alojamiento, regalos e incluso "arreglos estéticos" a jóvenes que querían cambiar su vida y mudarse a vivir con él.

"Sabíamos que estaba con un tipo muy peligroso que destroza la vida de las personas. Él busca vivir de la mujeres, estaba todo el día acostado y las chicas trabajando", dijo desde España Rosa Poveda, madre de Patricia, al programa Panorama de la televisión peruana.

Aguilar, originaria de Alicante, había sido reportada como desaparecida en febrero de 2017 por su padre, Alberto Aguilar, quien llegó a Lima el 9 de junio pasado para ayudar en la búsqueda de su hija.

"Él siempre rezaba el rosario, tenía imágenes de Jesucristo, pero yo nunca le escuché decir que era Dios. Solo le interesaban mucho las diferentes religiones", dijo la madre de Manrique al canal de televisión América Noticias.

Contó que su hijo solía decir: "Quiero vivir como vive (Ricardo) Badani, que tiene varias esposas", en alusión a un "profeta" peruano polígamo que fue deportado con sus seis mujeres desde Chile en 1996.

Meses después de haber sido reportada como desaparecida, Patricia Aguilar había declarado al canal de televisión que se encontraba en Perú por voluntad propia.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.