Saltar al contenido principal

Nuevo récord de civiles asesinados en Afganistán en el primer semestre de 2018

Anuncios

Kabul (AFP)

Afganistán batió un nuevo récord de civiles asesinados en el primer trimestre de 2018 a pesar de tres días de tregua en junio, anunció este domingo Naciones Unidas.

Entre el 1 de enero y el 30 de junio murieron 1.692 civiles, la mitad de ellos en atentados atribuidos al grupo yihadista Estado Islámico (EI). Se trata del periodo con más muertes desde que la ONU empezó a contabilizar víctimas civiles hace diez años.

Sumando muertos y heridos, 5.122 civiles se vieron afectados en el primer semestre por la violencia en Afganistán, indicó la Misión de Asistencia de Naciones Unidas para Afganistán (Manua).

La capital, Kabul, y la provincia de Nangarhar, en el este del país, fueron las más afectadas, incluso durante el alto el fuego de junio en el que no participaba el EI.

Los talibanes, que respetaron la tregua negociada con el gobierno entre el 15 y el 17 de junio, son los causantes del 40% de los civiles muertos.

La primera causa de muerte de civiles siguen siendo los atentados suicidas y los llamados ataques complejos, es decir, que empiezan con un kamikaze y siguen con ocupación de edificios y disparos.

Los combates terrestres están en segundo lugar.

En paralelo, la expansión de las operaciones aéreas también ha provocado un fuerte aumento del número de víctimas civiles por los bombardeos aéreos (+52%) comparado al mismo periodo del año pasado, con 149 muertos y 204 civiles heridos.

Más de la mitad de esas víctimas (52%) están atribuidas a las fuerzas afganas y el 45% a los aviones estadounidenses, los únicos de la coalición occidental que llevan a cabo operaciones.

"El breve alto el fuego demostró que es posible detener los combates", dijo Tadamichi Yamamoto, el representante especial del secretario general de la ONU, citado en un comunicado de la Manua.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.