Saltar al contenido principal

Eritrea reabrió su embajada en Etiopía

El presidente de Eritrea, Isaias Afwerki, mientras recibía las llaves de la Embajada de ese país en Etiopía por parte del primer ministro etíope, Abiy Ahmed, el 16 de julio de 2018.
El presidente de Eritrea, Isaias Afwerki, mientras recibía las llaves de la Embajada de ese país en Etiopía por parte del primer ministro etíope, Abiy Ahmed, el 16 de julio de 2018. Tiksa Negeri / Reuters

Como un nuevo gesto de paz, el presidente de Eritrea, Isaias Afewerki, reabrió la embajada de su país en Etiopía luego de que permaneciera cerrada durante dos décadas a causa del conflicto entre las dos naciones.

Anuncios

Tras dos décadas de permanecer cerrada por el conflicto, la Embajada de Eritrea en Etiopía abrió sus puertas de nuevo. Así lo oficializó el presidente de esa nación, Isaias Afewerki, durante su tercer y último día de visita a Adís Abeba.

La reapertura fue vista por los diplomáticos etiopes como un nuevo gesto de paz por parte de Eritrea, luego de que los líderes de ambos países firmaran hace pocos días el final del "Estado de guerra".

La comunidad internacional incluso ha comparado el hecho con la caída del Muro de Berlín, registrada en noviembre de 1989, dada la importancia del funcionamiento de esta estructura en la vida diplomática de los dos países.

La vista del presidente eritreo a territorio etiope

Una serie de emotivos y multitudinarios actos marcaron la visita del presidente Afewerki a Etiopía antes de la reapertura de la embajada. El 14 de julio, dicho mandatario fue recibido por el líder local, Abiy Ahmed. Para entonces, la expectativa era el afianzamiento del acuerdo de paz, la cual se cumplió con el acto que selló la agenda.

Agarrados de las manos en señal de reconciliación, los dos mandatarios asistieron a un concierto en donde, previo a su inicio, hubo tiempo para hablar de unidad y fraternidad entre los etíopes y eritreos, dos pueblos hermanos, separados por un conflicto fronterizo.

“Perdonar es tener en cuenta las ofensas y el dolor infligido contra uno tanto en el presente y como en el futuro. Incluso si el que ofende no pide ser perdonado, el ofendido tiene el derecho de perdonar. Perdonar da tranquilidad mental al que ofende y libertad para el alma del ofendido”, afirmó ante la multitud el primer ministro etiope, Abiy Ahmed.

Las palabras de Ahmed causaron júbilo entre los etíopes, para quienes su nación comenzó a escribir una nueva historia en las relaciones con la vecina Eritrea, un sentimiento que también comparte el presidente eritreo.

"Hemos superado ese complot de odio y venganza entre nosotros y estamos decididos a  avanzar en el desarrollo, la prosperidad y la estabilidad en todos los aspectos”, señaló Afewerki.

Una relación estratégica

Eritrea formó parte de Etiopía hasta 1993, cuando de forma pacífica esta provincia decidió independizarse. La demarcación de la frontera desencadenó en 1998 una sangrienta guerra que duró más de 20 años y que dejó miles de muertos.

Fue hasta el año 2000, cuando ambos países acordaron la paz en el Acuerdo de Argel, pero un nuevo diferendo territorial por una población anexada a Eritrea dejó el tratado en pausa, sin entrar en vigencia y con una constante tensión entre las partes.

La puesta en marcha del acuerdo de paz y el restablecimiento de las relaciones que vienen acompañadas con la apertura de sus respectivas embajadas y el inicio de vuelos comerciales, abre un amplio abanico de oportunidades económicas para ambos países.

Tras la independencia de Eritrea, Etiopía perdió toda su franja costera en el mar Rojo, por lo que el restablecimiento de las relaciones entre Asmara y Adís Abeba les permitirá a los etíopes tener acceso a los puertos eritreos para comercializar sus productos.

Por su parte, Eritrea podrá gozar de beneficios en la importación de los productos etíopes que ingresarán de manera directa y no a través de países vecinos. Así mismo, podrá abastecerse de energía, agua potable y conectarse vía aérea con múltiples destinos en el mundo a través del hub del Aeropuerto Internacional Bole de Adís Abeba, considerado como el más eficiente centro de conexiones aéreas de África.

Ambos mandatarios se han comprometido a la inmediata apertura de sus respectivas representaciones diplomáticas, tanto en Adís Abeba como en Asmara, así como el restablecimiento de las conexiones telefónicas y la apertura de los puestos fronterizos.

Con EFE y Reuters.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.