Saltar al contenido principal

Militares niegan plan para refundar guerrilla de FARC en Colombia

Anuncios

Bogotá (AFP)

Las Fuerzas Militares de Colombia negaron el lunes que esté en marcha un plan para "refundar" a las FARC, la poderosa guerrilla que dejó las armas y cuyos disidentes disputan el control del narcotráfico.

El jefe del alto mando, general Alberto Mejía, salió al paso de una publicación de la revista Semana que da cuenta de una "estrategia" de los disidentes de unificarse y relanzar a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"No hay un plan para refundar las FARC; hay un plan para potenciar el narcotráfico, para articularse con el crimen organizado transnacional, para dominar toda la cadena del narcotráfico en ciertas regiones del país", afirmó Mejía a W Radio.

El que fuera el grupo rebelde más poderoso de América, que por medio siglo fracasó en su intento de tomarse el poder en Colombia, se desarmó y transformó en partido político como parte del acuerdo de paz suscrito a finales de 2016.

El grueso de la guerrilla, unos 7.000 combatientes, depuso las armas aunque varios cientos de rebeldes se apartaron de las negociaciones de paz.

Según inteligencia militar, los disidentes operan sin mando unificado y cuentan con un pie de fuerza de 1.200 combatientes distribuidos en territorios claves para el narcotráfico o la minería ilegal.

Citando "cifras de centros de análisis y agencias de inteligencia extranjeras", Semana asegura que los disidentes hoy rondan "los 4.000 hombres".

"Los grupos están trabajando unidos, recogiendo plata y moviendo sus bases entre las comunidades. Incluso tendrían una fecha próxima para la reunión que marcaría el resurgimiento", dice la revista en la edición que comenzó a circular el fin de semana.

Sin embargo, el ejército y el gobierno pusieron en entredicho la capacidad de los disidentes de reunificarse.

"Este grupo residual esta en marchitamiento gracias a las acciones de la fuerza pública, está con menos integrantes, con menos armamento, con menores capacidades, no ha podido consolidar su mando y control", declaró el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, en rueda de prensa.

En ese sentido, Mejía insistió en que el combate frontal a los grupos que se marginaron del pacto de paz ha diezmado a los desertores o disidentes.

El último conteo de disidentes "baja a 1.200", señaló el general.

La otrora guerrilla comunista, que decidió mantener las siglas FARC en su vida política, ha denunciado la muerte de unos 70 excombatientes y familiares desde la firma de la paz.

Al mismo tiempo advierten de graves incumplimientos de los compromisos de paz asumidos con el gobierno saliente de Juan Manuel Santos. Pese a ello, sus máximos líderes han descartado el regreso a la lucha armada.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.