Saltar al contenido principal

Países de UE y América Latina urgen a concluir negociaciones comerciales en curso

Anuncios

Bruselas (AFP)

Los 28 países de la Unión Europea (UE) y los 33 de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) urgieron este martes a una "conclusión satisfactoria" de las negociaciones de los acuerdos comerciales en curso, como el abierto desde hace 20 años con el Mercosur.

Sin citar ningún caso en concreto, los cancilleres europeos, latinoamericanos y caribeños subrayan en una declaración conjunta "la importancia de la ratificación y plena aplicación de los acuerdos de asociación y acuerdos comerciales vigentes".

"Hacemos hincapié en (...) la conclusión satisfactoria de los procesos de negociación en curso entre la UE y algunos países y regiones de la CELAC", agregan en el documento aprobado tras una reunión de dos días en Bruselas.

En 2017, el comercio de bienes entre la UE y la región de América Latina y el Caribe alcanzó los 221.600 millones de euros, indicó la diplomacia europea. Los europeos son el tercer socio comercial de latinoamericanos y caribeños y el primer inversor, según estas cifras.

"Nuestros acuerdos comerciales no sólo han traído beneficios económicos a nuestras empresas, sino que también han garantizado nuestros productos tradicionales", subrayó durante la apertura de la reunión el lunes la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

La Alta Representante celebró así que las negociaciones de modernización del acuerdo con México, vigente desde 2000, "se acerquen al final", tras el acuerdo político alcanzado en abril, y los "alentadores" progresos realizados en el proceso de modernización del acuerdo con Chile.

- "Oportunidad histórica" -

"El Mercosur se encuentra en su fase final y debemos aprovechar esta oportunidad histórica", agregó Mogherini sobre las negociaciones iniciadas en 1999 entre el bloque europeo y Uruguay, Brasil, Paraguay y Argentina en pro de un acuerdo de libre comercio entre ambos bloques.

Tras una ronda de negociaciones la semana pasada en Bruselas, la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, se reunirá con los ministros de los cuatro países sudamericanos el miércoles para "hacer balance y evaluar los progresos realizados", según una fuente de la Comisión.

El comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, descartó la víspera un acuerdo en esta semana. "Claramente, no estamos satisfechos con los procesos realizados hasta ahora", dijo el responsable europeo de origen irlandés.

Entre los puntos pendientes continuarían el sector automotriz y de autopartes, las reglas de origen, los productos lácteos o las indicaciones geográficas, en los que la UE tiene intereses ofensivos.

El ministro de Relaciones Exteriores español, Josep Borrell, no se mostró optimista sobre un acuerdo rápido, pero advirtió que "el mundo se está cerrando desde el punto de vista comercial". "Si la negociación no avanza ahora, será mucho más difícil hacerlo después", advirtió.

Impulsadas tras la llegada del presidente de Estados Unidos, el proteccionista Donald Trump, a la Casa Blanca en 2017, las negociaciones entre la UE y el Mercosur no lograron su objetivo de un acuerdo ese mismo año y continúan en curso en plena disputa comercial entre Trump y sus socios.

La UE y CELAC destacan en este sentido en su comunicado "la necesidad de contar con mercados abiertos y de luchar contra el proteccionismo", y apoyan un "sistema multilateral de comercio basado en normas" bajo el amparo de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.