Rescate en Tailandia

Niño rescatado de la cueva: "gracias a todos por estar preocupados por nosotros, estamos bien"

 El equipo de fútbol y su entrenador rescatados de una cueva inundada posan con un dibujo de Samarn Kunan, un ex buzo de la marina tailandesa que murió durante un intento de rescate. Hospital Chiang Rai Prachanukroh, Chiang Rai, Tailandia. 14 de julio de 2018.
El equipo de fútbol y su entrenador rescatados de una cueva inundada posan con un dibujo de Samarn Kunan, un ex buzo de la marina tailandesa que murió durante un intento de rescate. Hospital Chiang Rai Prachanukroh, Chiang Rai, Tailandia. 14 de julio de 2018. Hospital Chiang Rai Prachanukroh y Ministerio de Salud Pública / Reuters

Los 12 niños y su entrenador que fueron rescatados de la cueva Tham Luang en Tailandia agradecieron mediante un vídeo a sus rescatistas y los mensajes de apoyo, mientras se recuperan en el hospital.

Anuncios

La principal solicitud después de permanecer atrapados más de dos semanas en el interior de una cueva subterránea ha sido un plato de arroz frito con cerdo.

"Hola, soy Nick y estoy sano. Me gustaría comer cerdo rojo asado con arroz. Gracias por ayudarnos y gracias por todo el apoyo", decía el joven de 15 años.

Los 12 niños rescatados, con mascarillas blancas, pero en buen estado de salud, sueñan con una de las especialidades culinarias de Tailandia sentados en sus camas en el hospital, en la provincia de Chiang Rai.

Sin embargo, la espera será corta para el equipo juvenil de fútbol ya que los médicos han declarado que les darán de alta el próximo 19 de julio.

El grupo entró en la cueva Tham Luang durante una excursión el sábado 23 de junio, cuando buscaban protegerse de una tormenta después de haber terminado un entrenamiento de fútbol. Sin embargo, la salida de aquel improvisado refugio se hizo imposible cuando la tormenta inundó el pasaje por el cual ingresaron.

Junto a su entrenador, estuvieron nueve días perdidos y con muy pocos alimentos hasta que los encontraron a cuatro kilómetros al interior de la cueva el pasado 2 de julio. Del 8 al 10 de julio fueron extraídos progresivamente.

El éxito de la misión de rescate estuvo empañado por la tragedia

Los equipos de búsqueda y rescate, que llegaron a formar más de mil personas, los sedaron y transportaron en camillas y bajo el agua en los tramos inundados hasta la salida.

Entre los rescatistas se encontraban tres australianos, un médico y dos asistentes de medicina que recibieron la inmunidad diplomática en forma de agradecimiento por parte del Gobierno tailandés este lunes 16 de julio.

"El doctor Richard Harris hizo todo lo posible en la misión médica de la que era responsable, pero si algo iba mal, necesitaba protección", dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Don Pramudwinai.

A pesar del éxito del doctor australiano, el momento estuvo teñido de dolor cuando Harris se le informó que su padre había muerto en Australia poco tiempo después de que se completara el rescate.

Otra pérdida fue la de Samarn Kunan de 38 años, un ex miembro de la unidad élite de la Marina de Tailandia, que quedó sin oxígeno cuando participaba en una de las jornadas de rescate.

Los jóvenes entre 11 y 16 años se enjugaron las lágrimas mientras firmaban el retrato de Samarn en el hospital, con el más sincero agradecimiento.

Las autoridades tailandesas van a convertir la cueva en un "museo viviente" y Hollywood prepara dos películas diferentes que narrarán el feliz rescate.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24