Saltar al contenido principal

Vizcarra convoca al Congreso peruano para destituir a funcionarios por audios

Anuncios

Lima (AFP)

El presidente peruano, Martín Vizcarra, convocó este martes al Congreso a una sesión "extraordinaria" para el viernes con el fin de que destituya a todos los miembros del órgano que designa a los jueces, cuestionado tras el escándalo de audios de venta de sentencias y tráfico de influencias.

"He decidido convocar al Congreso de manera urgente a una legislatura extraordinaria para este viernes a fin que se debata la remoción de la totalidad de los miembros del CNM", el Consejo Nacional de la Magistratura, dijo el mandatario en un mensaje por televisión al país.

"Dicho planteamiento es urgente, nadie puede quedarse con los brazos cruzados ante la corrupción", añadió sobre el escándalo de las comprometedoras conversaciones telefónicas de jueces de cortes superiores y de directivos del CNM.

Vizcarra señaló que está actuando rápido para dar una respuesta ante los reclamos de los ciudadanos para enfrentar los actos de corrupción.

Vizcarra destacó que otra de las medidas que tomó fue la conformación de una comisión, encabezada por el excanciller Allan Wagner, para plantear una reforma integral del sistema de justicia en el país.

Momentos antes de su mensaje, Vizcarra había entregado una carta al presidente del Congreso, Luis Galarreta, solicitando la legislatura extraordinaria en aplicación a la Constitución.

El mandatario sustentó su pedido "ante los evidentes actos de corrupción y delitos en lo que se han visto involucrados servidores, funcionarios y magistrados del Poder Judicial, así como consejeros miembros de la CNM".

- Fiscalía investiga a jueces -

El lunes, el CNM anunció una reorganización interna y la suspensión indefinida de un magistrado de la Corte Suprema, a raíz del escándalo.

El CNM, que también designa a los fiscales, además aceptó la renuncia de su presidente, Guido Águila, uno de los involucrados en el escándalo.

Asimismo, el Consejo suspendió en sus funciones a su directivo Iván Noguera, también envuelto en el escándalo.

Perú es remecido desde hace nueve días por este escándalo, cuyos involucrados están ahora bajo investigación de la fiscalía.

El viernes el escándalo se cobró sus primeras víctimas, cuando Vizcarra destituyó al ministro de Justicia, Salvador Heresi, y el CNM suspendió a cinco jueces y tres funcionarios judiciales.

Además, el lunes el CNM suspendió de sus funciones al juez César Hinostroza, de la Corte Suprema, también involucrado en el escándalo.

En un audio se escucha al juez Hinostroza hablar sobre un proceso por la violación de una niña de 11 años: "¿Qué es lo que quieren, que le bajen la pena o que lo declaren inocente?".

La difusión de una conversación entre este juez y el ministro Heresi llevó a Vizcarra a destituir a su ministro de Justicia.

Los audios fueron grabados legalmente por la policía en el marco de una investigación de la fiscalía por tráfico de drogas a una banda criminal del Callao, y divulgados por el portal de periodismo de investigación IDL-Reporteros y el programa de televisión Panorama.

A consecuencia del sonado caso, la policía detuvo el domingo al suspendido juez Walter Ríos, quien presidía el Tribunal Superior (de apelaciones) del Callao.

"Estoy pensando en 10 verdecitos", dice Ríos en uno de los audios, aludiendo aparentemente a un monto en dólares. Él es el único detenido tras la divulgación de la serie de conversaciones comprometedoras.

Este escándalo es un "déjà vu" de la historia peruana reciente, pues la difusión de audios o videos grabados subrepticiamente provocaron la caída del presidente Alberto Fujimori en 2000, la renuncia de Kuczynski en marzo y la suspensión hace un mes del popular legislador Kenji Fujimori (hijo del exgobernante).

En una decisión inédita, una escuela privada desistió de participar en el desfile por la independencia de Perú el 28 de julio, tras el escándalo de los audios.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.