Saltar al contenido principal

España: Pedro Sánchez confirma que se exhumarán los restos de Franco

Una bandera franquista alzada frente al Valle de los Caídos durante una manifestación de ultraderecha en contra de la exhumación de los restos de Franco en San Lorenzo del Escorial, España, el 15 de julio de 2018.
Una bandera franquista alzada frente al Valle de los Caídos durante una manifestación de ultraderecha en contra de la exhumación de los restos de Franco en San Lorenzo del Escorial, España, el 15 de julio de 2018. Javier Soriano / AFP

Frente al Congreso, el presidente del Gobierno español reiteró que serán exhumados los restos del exdictador Francisco Franco, quién dominó al país entre 1936 hasta su muerte, en 1975. Grupos de ultraderecha se indignan de esta decisión.

Anuncios

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, aseguró el martes 17 de julio que la decisión de exhumar a los restos de Franco es "firme" y que se materializará en "breve". Agregó que falta solamente “dar los últimos retoques” para que concretar la exhumación de Franco, militar que marcó el siglo XX español.

Franco llegó al poder en 1936, tras el el golpe de Estado que desencadenó la guerra civil española y que terminó con la Segunda República. Tras el fin de la guerra, instauró una dictadura ultraconservadora que perduró hasta su muerte, en 1975. El exdictador reposa en el Valle de los Caídos, un mausoleo ubicado a 50 kilómetros de Madrid que él mismo inauguró en 1959.

En ese entonces, Franco presentó el lugar como una iniciativa de “reconciliación” ya que fueron sepultados los cuerpos de 27 000 combatientes franquistas y unos 10 000 republicanos. La medida siempre fue rechazada por sus detractores, quienes lo ven más como un símbolo de desprecio hacia la oposición, pues los cuerpos de los republicanos fueron trasladados desde fosas comunes e incluso,  cementerios, sin tener en cuenta a las familias.

Convertir el Valle de los Caídos en un “memorial a las víctimas y la reconciliación”

El Gobierno plantea dirigir la transformación del Valle de los Caídos en un “memorial a las víctimas y a la reconciliación” y reorientar en ese sentido los millones de euros que fueron invertidos en el cuidado del monumento.

“Las heridas han estado abiertas durante muchos años, demasiados, y ha llegado el momento de cerrarlas, nuestra democracia tendrá símbolos que unan a la ciudadanía”, declaró Pedro Sánchez. Su Gobierno trata de llegar a un acuerdo con la familia del exdictador, aunque ésta no podría vetar esta exhumación.

Su postura suscitó el rechazo de grupos radicales. El domingo 15 de julio, centenas de personas se juntaron en las afueras del mausoleo para responder a la convocatoria de un movimiento de extrema derecha de “peregrinación 'patriótico-religiosa'”.

Con saludos fascistas y cantos de la Falange Española de las JONS, partido que fue la cuna del franquismo, manifestaron su descontento hacia la decisión del Gobierno socialista. Una protesta durante la cual fueron confiscadas banderas de la España franquista, en virtud de la una ley que prohíbe el desarrollo de “actos de naturaleza política, de exaltación de la Guerra Civil”.

Con AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.