Turquía

Turquía: Erdogan levanta estado de emergencia que planea reemplazar por nueva ley antiterrorista

Partidarios del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, han manifestado su respaldo a la medida tomada en el país. Julio 18 de 2018.
Partidarios del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, han manifestado su respaldo a la medida tomada en el país. Julio 18 de 2018. Osman Orsal / Reuters

El Gobierno de Turquía ha anunciado el levantamiento del estado de emergencia que rige en el país desde el año 2016. El anuncio ha generado expectativa en la oposición turca quienes temen que se imponga una ley más severa.

Anuncios

Turquía ha anunciado el levantamiento del estado de emergencia que se encuentraba vigente en todo el país desde el 20 de julio de 2016. Este le ha permitido al recién reelegido presidente, Recep Tayyip Erdogan, obtener poderes especiales para ejecutar sus funciones.

El levantamiento de la medida se produce días antes de que el Parlamento turco, el cual cuenta con una amplia mayoría del oficialista Partido de la Justicia y Desarrollo (AKP por sus siglas en turco), discuta una nueva ley antiterrorista la cual prevé mantener algunas restricciones.

La oposición turca, que ha exigido el levantamiento del estado de emergencia desde hace varios meses, ha criticado la medida bajo el argumento de que la misma no va a “poner fin a la política represiva” que se mantiene en el país.

"Aunque el Gobierno está tratando de disfrazar las nuevas leyes como un fin al estado de emergencia, lo que realmente está sucediendo es que el estado de emergencia se está haciendo permanente", dijo Ayhan Bilgen, representante del partido pro-kurdo HDP.

El levantamiento del régimen de excepción llega después de celebrarse un proceso electoral en el país donde el actual mandatario logró imponerse con el 52,59% de los votos para el período 2018-2023.

Bajo el estado de emergencia se han podido emitir decretos con fuerza de ley y suspender libertades

Recep Tayyip Erdogan, llegó al poder en el año 2003 cuando asumió como primer ministro del país. Posteriormente, en el año 2014, se alzó como presidente de Turquía tras un proceso electoral celebrado en agosto de ese año.

Sin embargo, el 15 de julio de 2016, tropas pertenecientes a una facción del Ejército turco ligadas a Fethullah Gülen, propiciaron un intento de golpe de Estado con la intención de hacerse del poder argumentando que el poder político había perdido legitimidad.

Tras controlar a los rebeldes, cinco días más tarde (el 20 de julio) fue declarado el estado de emergencia en el país. En principio el mismo se mantendría por espacio de tres meses, sin embargo, gracias a la mayoría parlamentaria del AKP se prorrogó en siete ocasiones.

El también denominado estado de excepción estuvo justificado en la lucha contra el terrorismo que lleva adelante el Gobierno de Erdogan, al tiempo que también sirvió para actuar en contra de los presuntos simpatizantes de Fethullah Gülen, señalado como principal responsable de la intentona golpista.

Bajo el manto del estado de emergencia las autoridades turcas han podido emitir decretos con fuerza de ley, suspender libertades y derechos fundamentales además de imponer obligaciones financieras y laborales a los ciudadanos.

Asimismo, debido a la aplicación de la medida, Turquía ha suspendido la vigencia de la Convención Europea de Derechos Humanos en su territorio.

De acuerdo con la agencia de noticias Reuters, desde la instalación del estado de emergencia más de 150.000 funcionarios han sido despedidos y 77.000 personas sospechosas de tener relación con el intento de golpe de Estado han sido acusadas.

Con EFE, AFP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24