Saltar al contenido principal

Justicia española rechaza la entrega de Puigdemont por malversación

El expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, durante una rueda de prensa en Berlín. 15 de mayo de 2018.
El expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, durante una rueda de prensa en Berlín. 15 de mayo de 2018. Tobias Schwarz / AFP

El juez Pablo Llarena rechazó la entrega de Carles Puigdemont solo por malversación, que fue decidida por la Audiencia Territorial Schleswig-Holstein, y decidió retirar la euroorden en su contra.

ANUNCIOS

El expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, ya no será extraditado a España. A pesar de que la Justicia alemana aprobó el procedimiento por malversación de fondos en relación con el referendo independentista de octubre de 2017, el juez Pablo Llarena, quien había solicitado la extradición, frenó la entrega.

La decisión del magistrado se debe a que España requería al exlíder catalán también por rebelión y como la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein solo aprobó la extradición por malversación, Puidgemont solo podía ser procesado por ese delito en su país.

De igual forma, Llarena ordenó retirar la orden europea de detención pero el expresidente regional no podrá pisar territorio español porque la orden nacional sí se mantiene y sería capturado automáticamente.

Puigdemont celebra la decisión del Tribunal Supremo

En su cuenta de Twitter, Puigdemont celebró el retiro de la euroorden. "Hoy es un día para reclamar con más fuerza que nunca la libertad de los presos y presas políticos", puntualizó.

De igual forma, resaltó que "retirar las órdenes europeas de detención es la demostración de la debilidad inmensa de la causa judicial".

Junto con la del líder catalán fueron eliminadas las euroórdenes de cinco personas que ejercieron como consejeros durante su Gobierno: Antoni Comin, Luis Puig, Meritxell Serret, Clara Ponsatí y Marta Rovira.

¿Por qué Alemania no aprobó la extradición por rebelión?

El pasado 12 de julio, la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein determinó que la extradición de Carles Puigdemont solo se aprobaba por el delito de malversación de fondos y desestimó el cargo de rebelión.

A pesar de que la Fiscalía alemana había asegurado que la rebelión podía equipararse con el delito de alta traición, tipificado en el Código Penal germano, para la Justicia, no hubo el grado de violencia "suficiente" que requiere ese cargo.

"La cantidad de violencia que prevé el delito de alta traición no se alcanzó en los enfrentamientos en España", determinó la Audiencia Territorial.

En esa ocasión, Puigdemont se pronunció a través de Twitter y mostró su aceptación por la decisión de la audiencia.

"Hemos derrotado la principal mentira sostenida por el Estado. La justicia alemana niega que el referéndum del 1 de octubre fuera rebelión", puntualizó.

Alemania espera la orden emitida por el Supremo español

Actualmente, Puigdemont se encuentra en libertad condicional y la Fiscalía de Schleswig-Holstein espera el auto de Llarena ordenando retirar la euroorden. Una vez en su poder, el Ministerio Público solicitará la cancelación formal a la Audiencia Territorial.

Por su parte, la defensa germana del ex líder catalán celebró la decisión del juez a través de un brebe comunicado. Los abogados indicaron que la medida es "razonable" y añadieron que "es la lógica consecuencia de nuestros esfuerzos en las últimas semanas y meses".

Asimismo, destacaton que así "llega a su fin la persecución europea de Carles Puigdemont por parte de España".

Con información de Reuters y EFE.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.