Saltar al contenido principal

Montenegro afirma que "contribuye a la paz" en respuesta a ataque de Trump

Anuncios

Podgorica (Montenegro) (AFP)

Presentado por Donald Trump como un "país pequeño" con gente "muy agresiva" que podría desencadenar un conflicto mundial, Montenegro respondió el jueves defendiendo su contribución a "la paz y la estabilidad".

Este país turístico de los Balcanes, a orillas del Adriático, integró la OTAN en junio de 2017, a pesar de las violentas manifestaciones dos años antes y la oposición de gran parte de la población de 660.000 habitantes, en su mayoría eslavos y ortodoxos.

Tras mantenerse en silencio, Podgorica reaccionó a los comentarios que el presidente estadounidense hizo al ser preguntado sobre la cláusula que establece que un ataque a uno de los miembros de la OTAN es un ataque contra todos.

"Si, por ejemplo, atacan a Montenegro, ¿por qué debería mi hijo ir a Montenegro para defenderlos?", le preguntó un periodista de la cadena televisiva estadounidense Fox News a Trump.

A esto, Trump respondió: "Entiendo lo que está diciendo. Yo también hice la misma pregunta".

"Montenegro es un país pequeño con gente muy fuerte (...) Son personas muy agresivas. Pueden volverse agresivas", agregó, haciendo entender que esa supuesta agresividad podría desencadenar "la Tercera Guerra Mundial".

Con un ejército de menos de 2.000 personas, Montenegro "contribuye a la paz y la estabilidad no solo en el continente europeo sino en todo el mundo, junto a los soldados de Estados Unidos en Afganistán", dijo el gobierno en un comunicado, publicado también en inglés.

Es un "Estado estabilizador en la región, el único que no fue escenario de combates durante la desintegración de la antigua Yugoslavia", agregó el texto.

- Relación "fuerte" con EEUU -

Entonces miembros del ejército yugoslavo, sus soldados participaron junto a los serbios en la guerra de independencia de Croacia (1991-95), especialmente en el asedio de Dubrovnik. Pero como Macedonia (1991), su propia declaración de independencia de Serbia, en 2006, no desató una guerra.

Durante estos conflictos en la ex-Yugoslavia (donde murieron unas 130.000 personas), el país "acogió y protegió a 120.000 personas", insistió el gobierno.

"En el mundo contemporáneo, poco importa que sea grande o pequeño, lo que cuenta es el nivel con el que defiende los valores de libertad, solidaridad y democracia", agregó el texto.

En su declaración, Montenegro también destacó que su alianza con Estados Unidos seguía siendo "fuerte y permanente".

Esta decisión de acercarse a Occidente pertenece a Milo Djukanovic, líder indiscutible de Montenegro casi sin interrupción desde 1991. A mediados de abril, fue elegido presidente en la primera vuelta, lo que, según él, fue un plebiscito de la tendencia pro-UE y hacia la Alianza Atlántica.

Este triunfo puso de relieve las dificultades de la oposición prorrusa, de la que varios de sus responsables están siendo actualmente juzgados, sospechosos de estar implicados en lo que las autoridades presentan como un proyecto de golpe de Estado desmantelado en 2016.

Uno de ellos, Andrija Mandic, saludó el "mensaje claro" que envió Trump, "el hombre mejor informado del planeta": "No ve porqué enviaría a sus hijos hacerse matar" por el pequeño Montenegro, en virtud de los acuerdos de la Alianza.

"Quiero pensar que Trump expresó mal sus opiniones (...) No quiero pensar que Montenegro fue un tema en Helsinki", durante la cumbre entre el presidente estadounidense y su homólogo ruso, Vladimir Putin, dijo por su parte a la AFP Ranko Krivokapic, opositor a Milo Djukanovic pero pro-occidental.

Según el analista político Sergej Sekulovic, estas declaraciones se tienen que situar en un contexto que busca "distender las relaciones entre Estados Unidos y Rusia".

"Un aumento de la tensión política es posible pero, fundamentalmente, no existen las condiciones para una desestabilización", explicó a la AFP.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.