Saltar al contenido principal

Omar Fraile, un ciclista forjado en la zona industrial vizcaína

Anuncios

Mende (Francia) (AFP)

Omar Fraile, ganador este sábado de la decimocuarta etapa del Tour de Francia, es de Santurce, una ciudad de la margen izquierda del río Nervión, a 14 km de Bilbao. En ese pueblo de trabajadores, poblado en buena parte por emigrantes procedentes de toda España en las décadas de los sesenta y setenta, creció el ciclista del Astana.

Fraile, de 28 años, nació en 1990 en el Hospital de Cruces, en Baracaldo, igual que muchos niños de la zona industrial vizcaína, aunque creció en Santurce, una localidad de unos 45.000 habitantes.

A la sombra de las industrias creadas en la margen izquierda, comenzó a pedalear Fraile. Mientras aprendía a escalar con la bicicleta subiendo al Monte Serantes, al lado de Santurce.

"Me considero un escalador y un luchador", afirmó Fraile en una entrevista en 2015.

Esa forma de batallar, forjada en la margen izquierda, le ha hecho ir progresando, desde que se hizo profesional en el Caja Rural en 2015.

Ese mismo año ganó la Vuelta a los Apeninos y el Premio de la Montaña en la Vuelta a España, que volvería a lograr en 2016.

Aunque su mayor éxito, ya en el equipo Dimension Data, llegaría en 2017 cuando se impuso en la undécima etapa del Giro de Italia.

Un año después, ya en el Astana, lo ha superado, con la victoria este sábado en la decimocuarta etapa del Tour de Francia.

- Escuela de ciclismo -

Esta victoria le llega apenas cuatro meses después de haber creado en la localidad de Muskiz, vecina a Santurce, una escuela de ciclismo para niños y jóvenes, donde una treintena de chavales, por ahora, aprenden el oficio de corredor.

El triunfo en tierras galas, además, le colocará a la misma altura a nivel deportivo que Guillermo Gorostiza, un futbolista internacional santurzano de las décadas de 1930 y 1940, que jugó en el Athlétic Bilbao y Valencia, y de otras celebridades de su pueblo, como el grupo de punk Eskorbuto, o la actriz Anabel Alonso.

De momento ya cuenta con una peña que lleva su nombre en la localidad marinera, famosa por sus sardinas.

Antes de decantarse por el ciclismo estuvo pensando en hacer carrera en el remo, el deporte de mayor arraigo en Santurce, de donde han salido muchos campeones de España.

Fraile estuvo cinco años y medio en el club de remo, hasta que a los 16 años tomó la decisión de dedicarse al ciclismo, que compaginaba con el deporte de la mar.

"El ciclismo siempre me había tirado mucho, en casa siempre ha habido bicis y creo que tomé una buena decisión", señaló en una entrevista.

Las victorias de etapa en el Giro y en el Tour parecen haberle dado la razón.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.