Saltar al contenido principal

El Congreso de Perú aprobó la destitución de todos los miembros de su Magistratura

La gente protesta contra la corrupción, tras un escándalo de tráfico de influencias que ha sacudido el sistema de justicia del país, frente al Palacio de Justicia en Lima, Perú, el 19 de julio de 2018.
La gente protesta contra la corrupción, tras un escándalo de tráfico de influencias que ha sacudido el sistema de justicia del país, frente al Palacio de Justicia en Lima, Perú, el 19 de julio de 2018. Mariana Bazo / Reuters

De forma unánime, el órgano legislativo aprobó que todos los integrantes del Consejo Nacional de la Magistratura abandonaran sus cargos por “causa grave”, tras la difusión de audios que los comprometen con casos de corrupción.

Anuncios

Las instituciones peruanas viven sin duda su mayor momento de crisis. Este viernes 20 de julio, el Congreso de Perú aprobó de forma unánime la destitución de todos los miembros del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), luego de que unas conversaciones telefónicas desvelaran que varios funcionarios del ámbito judicial están relacionados con casos de corrupción.

Hace una semana, la reacción del presidente Martín Vizcarra fue la de aplicar una reforma del sistema de Justicia, pero la gota que ha colmado el vaso ha sido la caída de la Magistratura. Reunidos durante dos horas en un pleno extraordinario convocado por el propio Vizcarra, los 118 legisladores asistentes concluyeron aceptar el informe de la comisión de Justicia y despedirlos por “causa grave”, bajo el artículo 157 de la Constitución. Solo hacían falta 87 votos, pero la decisión fue total.

“La remoción de los miembros del CNM es un paso fundamental para reformar el sistema de justicia de nuestro país”, afirmó el presidente Martín Vizcarra, una vez conocida la votación y apelando a las protestas ciudadanas de los últimos días.

La Magistratura peruana es el organismo encargado de nombrar a jueces y fiscales del país. Habitualmente está formada por siete magistrados, que pueden ampliarse hasta nueve. Por eso en concreto la remoción ha sido para el presidente Orlando Velásquez –que ya había presentado su dimisión– y los consejeros Hebert Marcelo Cubas, Baltazar Morales, Maritza Aragón, Iván Noguera, Guido Águila y Julio Gutiérrez Pebe (algunos de ellos también plantearon su salida).

Sobre ellos pesa una trama de corrupción que los vincula con otros jueces, empresarios y políticos en una relación de delitos de tráfico de influencias, cohecho y prevaricación. Pero no son los únicos. Todo empezó a desmoronarse con la renuncia del ministro de Justicia y de Derechos Humanos, Salvador Heresi, que alegó que daba este paso “en aras de facilitar la Reforma del Sistema de Justicia (de Vizcarra)”.

A Heresi le ha seguido el titular del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, y el presidente de la Corte Superior de Justicia del Callao, Walter Ríos, que había pedido un soborno de 10.000 dólares para favorecer el nombramiento de un fiscal. Ríos es uno de los protagonistas de estos famosos audios que dan luz a la red de corrupción judicial, que también ha salpicado a cuatro de sus jueces del Callao que ya han sido destituidos por la Oficina de Control de la Magistratura.

Otro más en caer ha sido el Fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, que ha defendido la legalidad de los audios interceptados ya que al parecer fueron autorizados por jueces, tras ser requeridos por la Fiscalía provincial del Callao, por lo que se trataría de documentos legales, según su versión. Sánchez ha sido sustituido este viernes por Pedro Chávarry, con la promesa de combatir “la criminalidad de cuello blanco” y hacer “los correctivos necesarios” en las investigaciones de “casos emblemáticos”.

Solo que en el sistema judicial peruano esta trama no parece terminar. Y es que el mismo Chávarry está involucrado en unos de los audios, en los que dialoga con el vocal supremo César Hinostroza, que aún no ha renunciado pero la Corte Suprema se lo exige.

El Congreso peruano aprobó la remoción "por falta grave" de todos los miembros de la Magistratura

En el pleno extraordinario de este viernes, cada bancada del Congreso tuvo diez minutos para exponer sus argumentos a favor de la destitución de los magistrados. Una de las intervenciones fue de la oficialista Peruanos por el Kambio, Gilbert Violeta, que pidió estar del lado de la lucha contra la corrupción.

"Se tiene que investigar la relación que tienen los partidos políticos, así como algunos parlamentarios y líderes políticos que intentan influir en distintos órganos del sistema judicial y en el CNM. ¿Con qué objetivos? ¿Para qué, para influir en qué procesos, en qué casos?", exigió Violeta, aludiendo a las supuestas coordinaciones entre magistrados y el partido fujimorista Fuerza Popular.

El próximo 28 de julio está previsto que el mandatario Martín Vizcarra presente el proyecto de reforma de la Justicia en el Congreso. El día de la independencia de Perú. Un Perú que ya sufrió la salida de su presidente Pedro Pablo Kuczynski y ahora tiene a su Magistratura en estado de emergencia, por convocatoria del Congreso.

Con EFE, AFP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.